Sobre este blog

Crecí en los 70 bajo la influencia de la Señorita Pepis, un set de maquillaje para niñas del que arranca un amor interminable por el rojo de labios y el khol enmarcando la mirada. Las tendencias y la moda, la cosmética y el sublime arte del perfume me interesan con una pasión que solamente los adictos sabemos reconocer. Y sí, somos cientos de miles de personas -por cierto, muy distintas en edad y características sociales- para quienes la moda es una motivación, un bálsamo, un acicate, un exquisito pasatiempo. Ahora que Internet y las redes sociales han incendiado el mundo con la revolución fashionista, por qué no echar más leña al fuego desde las páginas de CORDÓPOLIS.

Rouje Paris

Vestido Lilia de Rouje Paris

0

Si amas el estilo parisino, esa luminosa sencillez de sumar elegancia, seducción y comodidad, existe un lugar perfecto para encontrarlo: la firma Rouje Paris, creada por Jeanne Damas, pionera del Street Style, modelo, fotógrafa y empresaria comprometida con la hermandad entre mujeres (¡feliz sororidad) y el medio ambiente.

Jeanne Damas pasó su infancia jugando entre las mesas del restaurante de sus padres cerca de la Bastilla. “Apenas más alta que el mostrador, le gustaba ver a la gente comer, reír, coquetear y conversar”, cuenta en su web. En cierto modo, así nació Rouje: de “esos recuerdos, de esos parisinos que observaba, de esas mujeres cuyas vidas le maravillaban”.

Después de una carrera como modelo y directora creativa de ediciones cápsula, en 2016, funda Rouje, la casa desde donde reinventa guardarropa de sus sueños temporada tras temporada. Es decir, “prendas diseñadas por mujeres, para mujeres; además de accesorios y una línea de belleza, creados para resaltar los estilos personales y expresar la feminidad libremente”.

Vestir a la parisina, con independencia de Rouje y otras marcas en sintonía con este estilo, tiene grandes ventajas. Cultivas el fondo el armario con piezas de calidad que no pasan de moda y en tejidos naturales; eludes las tendencias que ponen una antiecológica fecha de caducidad a nuestra ropa, y compras lo que realmente necesitas y te queda bien. Precisamente, Rouje no produce más de lo que va a vender, con el objetivo de evitar el despropósito ambiental de los excedentes. Además, su papel solidario es más que destacado como firma embajadora de la Le Maison des femmes de Saint-Denis que trabaja en la atención de mujeres víctimas de violencia.

Las últimas colecciones, Very Rouje, Soleil Rouje y It´s Spring Baby, reúnen vestidos, pantalones, tops, punto, lencería, camisas, faldas, moda baño y camisas de algodón con bordados en 3D.

Su línea de vaqueros (Denim) se compone de una diversidad de patrones, tonos y prendas (pantalones, faldas, monos, cazadoras…) y se distingue por su erre pespunteada en el bolsillo trasero izquierdo. Están realizados en un tejido de algodón orgánico (50%) y reciclado (20%) para el 87 % de su colección.

Entre las novedades te encantarán los mules para la playa o la piscina de la colaboración Melissa X Rouje, hechos de ecoplástico reciclado, con un estampado de tortuga, y la Palette Visage de Rouje Beauty, donde encontrar todo lo básico y glamuroso para un rostro a la parisina.

¿Por qué no buscar en la factoría de Jeanne Damas vestidos fresquitos para surcar el próximo verano y los siguientes?

 

Nota: Las menciones a marcas y productos no llevan aparejada ninguna contraprestación

Sobre este blog

Crecí en los 70 bajo la influencia de la Señorita Pepis, un set de maquillaje para niñas del que arranca un amor interminable por el rojo de labios y el khol enmarcando la mirada. Las tendencias y la moda, la cosmética y el sublime arte del perfume me interesan con una pasión que solamente los adictos sabemos reconocer. Y sí, somos cientos de miles de personas -por cierto, muy distintas en edad y características sociales- para quienes la moda es una motivación, un bálsamo, un acicate, un exquisito pasatiempo. Ahora que Internet y las redes sociales han incendiado el mundo con la revolución fashionista, por qué no echar más leña al fuego desde las páginas de CORDÓPOLIS.

Etiquetas
stats