Cambio de bolso

Ese bolso invernal y atestado de cosas está diciendo adiós. Toca cambiar de bolso. Es primavera, la estación de amables tentaciones de moda y estilo. Este 2014 el bolso -accesorio por excelencia- resulta todavía más esencial.

A nuestro alcance, de distintos precios, tipos y tamaños, están los bolsos de estampados ultrallamativos de la colección Special Print de Bimba y Lola; las bandoleras de color o discretas -muy apetecibles las de Zara; los modelos para llevar en la mano o en el antebrazo como los de Mango, al tiempo que el blanco confirma su reinado entre los bolsos elegantes de la nueva temporada. Eso sí, están los blancos inmaculados y los combinados con negro y con otros colores básicos o pastel.

Antes de adquirir un bolso o de animar a otros a que nos lo regalen conviene revisar las existencias de temporadas recientes y hacer un cálculo de las tendencias y los tonos por los que nos vamos a decantar en esta primavera-verano.

Se recomienda no ceder al impulso y pensar un poco en qué clase de bolso necesitamos, cuánto vamos a invertir en ello, qué modelos favorecen más a nuestra fisonomía.

Otra tarea es cambiar de verdad de bolso. La pereza de mudar las cosas de un bolso a otro tiene para mujeres como la que escribe un pesado fundamento. Hay quienes necesitan mucho más que una silla para su bolso porque se ha convertido en una maleta-mochilalaboral-kit de supervivencia. Cambiar de bolso también puede ser una terapia.

Buen sábado y buena suerte.

Nota: Las menciones a los establecimientos y marcas no llevan aparejada ningún tipo de contraprestación.

Etiquetas
Publicado el
5 de abril de 2014 - 02:48 h