Sillero y su regalo fugaz de cada pretemporada

Antonio Sillero, en la concentración de Campoamor | MADERO CUBERO
El portero jugó todo el partido ante el Orihuela, aunque Oltra desveló que el canterano ya no actuará más y retornará al filial de Tercera División | Juan Carlos y Saizar se repartirán el resto

Un partido completo con el primer equipo del Córdoba. El sueño cumplido de Antonio Sillero (Córdoba 1993), un portero formado en las divisiones inferiores del club que ha pasado por todos los escalones clásicos de la formación. Pero, una vez más, la situación será un paréntesis. “Ya no jugará ninguno más”, dejó claro José Luis Oltra, entrenador blanquiverde, tras el duelo que el canterano disputó ante el Orihuela (3-0) en Campoamor. “Era al que menos conocía y quería verlo. Ahora, los ocho partidos que faltan se los repartirán los otros dos porteros”, desveló el técnico, quien dijo que antes del primer partido veraniego ya había hablado de la situación con todos los protagonistas: Juan Carlos y Saizar, los dos metas que completan a día de hoy la plantilla, y Jorge Ramírez, su preparador específico. Sillero, por lo tanto, tiene billete de vuelta para el filial. Será uno de los puntales del equipo que dirigirá Luis Miguel Carrión y que tendrá el reto de ascender en el grupo X de Tercera División. Esta temporada descendió y Sillero jugó diez encuentros en Segunda B, quedando como segunda opción tras el titular, el vasco Jon Villanueva, que hace unas semanas formalizó su fichaje por el Marbella. Ahora Sillero asumirá el protagonismo del segundo equipo y seguirá esperando su gran oportunidad en el Córdoba, con el que ha realizado ya cuatro pretemporadas.

“Estoy contento, sobre todo por el equipo”, dijo Sillero a los periodistas después de su partido ante el Orihuela. Mantuvo la portería imbatida y resolvió con aplomo las situaciones de peligro, escasas, que le crearon los jugadores alicantinos. “Estuvimos bien en la primera parte y en la segunda un poquito menos, pero para dos semanas que llevamos de trabajo creo que está bien. Ha habido sensaciones buenas”, indicó el canterano, que valoró el papel de los delanteros. “Aparte de los goles, creamos muchas ocasiones y eso es bueno. El gol ya vendrá. Lo importante es generar oportunidades y llegar mucho a la portería contraria”, dijo Sillero, quien manifestó que su actitud seguirá siendo la misma. “Yo sigo trabajando e ilusionado como si fuera la primera. Trabajo para que cuando el míster lo crea oportuno, poder rendir. Todos los años trabajamos para estar lo más arriba posible”, dejó dicho en Campoamor.

Sillero formó parte del que, por resultados deportivos, es el mejor equipo juvenil del Córdoba en la historia. De la mano de José Antonio Romero, una generación con los hermanos Fran y Bernardo Cruz, Dani Espejo, Fede Vico o Rafa Gálvez alcanzó las más altas cotas en la División de Honor Juvenil y en la Copa del Rey. El guardameta vio frenada su proyección, pero quiere recuperar la línea y ahora se le puede presentar una buena ocasión: para salir de Tercera, el Córdoba B necesitará la mejor versión de Sillero. Él asume el reto. “Bueno, por desgracia el filial descendió y trataremos de colocar al equipo donde se merece, que es en Segunda B”, admite.

Etiquetas
stats