Crónica

El camino continúa en Puente Genil

Celebración de un gol del Salerm Puente Genil

0

Un partido de tal calibre no podía estar carente de emociones. En este caso, era un duelo de paisanos, de 147 kilómetros de distancia por la vía más rápida. Como dos equipos cordobeses que son, Salerm Puente Genil y Pozoblanco ya se habían visto las caras en esta misma temporada, aunque estas instancias de la competición albergaban un tinte más dramático a la vez que ilusionante. En este caso, el cuadro rojinegro, arropado por centenares de sus aficionados en las gradas del Manuel Polinario, salió vencedor no sin emociones fuertes al final, como suele ser habitual en estas rondas donde, a la vez, hay mucho que perder y también mucho que ganar, apartando a un lado los objetivos al inicio del curso.

Cuando rodó el balón inicialmente en el feudo pontanés, ambos se repartieron el dominio alterno. Eso sí, los locales avisaron inicialmente con una volea de Germán Rodríguez que despejó Javi Dela, a lo que los pedrocheños contestaron con un disparo de David España en un robo de balón. Un tiro cruzado de Zara que se perdió rozando el palo alcanzando la media hora de juego fue la prueba inequívoca de que el Pozoblanco imponía sus ideas sobre el césped, aunque los de Diego Caro también querían deshacerse de tal superioridad. Diego Canty falló con todo a favor pocos segundos después, precediendo a la ocasión más clara para la escuadra de Puente Genil en la primera mitad. Ezequiel Lamarca cayó en el área; el máximo anotador rojinegro se encargó del lanzamiento desde los once metros, pero Javi Dela intuyó su dirección y el empate a 0 se mantuvo. La última acción de los 45 minutos iniciales fueron el inicio de la línea ascendente del Salerm Puente Genil. Salva Vegas se lamentó profundamente cuando vio que el linier levantó la bandera: había anotado gol pero en posición antirreglamentaria. Todo quedaría para la segunda mitad.

El presagio se hizo real y el Puente Genil salió decidido a por el encuentro tras el tiempo de asueto. En mitad de un clima de tensión consecuencia de la importancia de la cita, Diego Canty probó fortuna con un disparo lejano que despejó Dela sin problemas. Fue entonces cuando llegó el fruto a la insistencia local. Una falta de Migue García en el minuto 51 fue cabeceada por el capitán Manolo Cano, imponiéndose por arriba para alojar el balón en el fondo de las mallas. Tan pronto era efectivo arriba como seguro atrás tras el gol: dos grandes intervenciones de Cristian Agredano mantenían al Salerm Puente Genil por delante. Uno de ellos se anuló por fuera de juego; el otro, evitando a base de reflejos el empate pedrocheño.

A partir del ecuador de la segunda mitad, era hora de la morfina pontanesa al partido para que todo quede a merced de sus intereses. Sin embargo, el Pozoblanco contrarrestó con adrenalina y juego directo. Los de Emilio Fajardo se pusieron manos a la obra y abrieron el espacio aéreo en territorio local en la busca desesperada del empate. Agazapado más que nunca, contadas eran las ocasiones en las que el Salerm Puente Genil podía salir de la zona de tres cuartos de su campo. En una de ellas, a punto estuvo Migue García de ampliar distancias, pero su disparo rebotó en el poste y salió hacia fuera. La resistencia desde su campo valió la pena para los intereses del conjunto local, que venció y agradeció a su público sus ánimos durante los 90 minutos. El Pozoblanco se quedó por el camino; su rival, por su parte, avanza hacia las semifinales y visitará la provincia de Cádiz para medirse al Xerez CD, a quien ya le quitara el ascenso directo hace escasas semanas. La fiesta será comedida en Puente Genil, aún queda camino por recorrer.

Etiquetas
Publicado el
23 de mayo de 2021 - 21:53 h