Desequilibrio y gol para ser líder

De las Cuevas y Simo celebrando uno de sus goles en Chapín

El plan que siguió adelante. El Córdoba se vio superado en el marcador en su debut en Chapín ante el Xerez Deportivo en los primeros cinco minutos. Si bien, en otras ocasiones y temporadas, ello hubiera supuesto que el plan se desmoronase a las primeras de cambio, no fue así para el cuadro de Germán Crespo. Se encomendó a sus flancos, viento en popa a toda vela y a aprovechar las características de sus jugadores más desequilibrantes. De hecho, fue clave para que el Córdoba diera un puñetazo sobre la mesa para avisar de que el gallito está, pero también un recordatorio posterior de que debe mantenerse.

La línea de mediapuntas fue la más brillante en la tarde jerezana. Germán Crespo optó por iniciar con Luismi Redondo, Miguel de las Cuevas y Simo Bouzaidi. El hispano-marroquí, en el primer tramo, partió desde la izquierda y volvió loco a su marcador, Hugo Carrillo, que fue sustituido, de hecho, en el descanso con una tarjeta amarilla y con riesgo de la segunda. La electricidad estaba en sus botas y driblaba a quien se pusiera por delante pero, sobre todo, destaca que lo hizo con sentido colectivo y para generar superioridades en el área rival.

Su binomio con De las Cuevas, que caía también a ese costado izquierdo, hizo las delicias de los cientos de aficionados blanquiverdes que se desplazaron hasta el coliseo azulillo. El propio extremo ex del Sevilla definió como "un orgullo" salir de un estadio como Chapín aplaudidos, tanto por la afición del Córdoba como por la del rival. Y no fue para menos, puesto que la carta de presentación en competición oficial de Simo Bouzaidi, el nuevo de esa línea de atacantes por detrás del delantero, le otorgó mucho terreno para poder ser titular el domingo ante el Cádiz B.

En cuanto al alicantino, que cumple su cuarta temporada en el club, mostró lo que debe ser su figura en el entramado táctico de Germán Crespo: una pieza que genere superioridades y que él mismo sea la superioridad sobre el terreno de juego. Marcó el primer triplete de toda su carrera deportiva desde que debutara con el Hércules con 16 años en la 2002-03. Lo hizo en Segunda RFEF, entendiendo a las maravillas también las facilidades de su compañero Luismi Redondo y avisando a navegantes que todavía le queda fútbol para rato.

Etiquetas
  •   /  
  • CCF
Publicado el
6 de septiembre de 2021 - 14:52 h