García Baena y María Victoria Atencia regresan a los cincuenta

Pablo García Baena en una imagen de archivo | MADERO CUBERO
El ciclo literario 'Palabra en el tiempo' busca reconocer la experiencia y el saber de los escritores andaluces veteranos

Fue un día de Semana Santa de 1955. Pablo García Baena la vio llegar caminando junto al editor Rafael León, con quien terminaría casándose. Y de forma premonitoria, el cordobés pensó en un poema de Vicente Aleixandre. Se querían en un lecho navío, mitad noche, mitad luz. / Se querían como las flores a las espinas hondas. Ella tenía 19 años, se llamaba María Victoria Atencia y se iba a convertir en un referente de la poesía española de la segunda mitad del siglo.

Atencia y García Baena han recordado escenas y episodios similares este lunes en Córdoba en el estreno del nuevo ciclo literario Palabra en el tiempo. Se trata de un programa que busca reconocer la experiencia y el saber de los escritores andaluces veteranos a través de las presentaciones de sus obras y diálogos sobre su vida con periodistas y autores.

Pablo García Baena ha viajado los tiempos en los que visitaba Málaga, haciendo que el grupo Cántico se asomase al Mediterráneo. “Cada vez que pienso en Málaga sigo sintiendo la presencia del mar y esa especie de punzada”, reconoce. Y es en ese momento cuando suele poner un audiolibro con los poemas de María Victoria. mientras recuerda a Jorge Guillén -que era gran amigo de la escritora, a la que llamaba serenísima, “el adjetivo más exacto que se puede aplicar”, reconoce García Baena.

El poeta cordobés ha seguido recordando los tiempos de Málaga. De sus amigos de allí. De los que no están y de los que sí. Y ha descrito la casa de la poeta: “Por los ventanales de María Victoria veo ese puerto al que ella ha cantado tanto con sus barcos (...) Y pienso en uno de sus primeros libros, En tierra mojada, que ha fructificado maravillosamente en tantos árboles maravillosos junto al mar”.

María Victoria Atencia, nacida en Málaga en 1931, es una de los miembros más destacados de la llamada Generación del 50. Desde niña mostró una fuerte inclinación por la poesía, la pintura y la música, disciplinas que cultivó a través de su educación en colegios de marcada tendencia religiosa. A los 24 años contrajo matrimonio con Rafael León quien se convirtió en su guía y editor, dedicándose de lleno a la poesía. Es académica numeraria de la Real Academia de Bellas Artes de San Telmo, de Málaga; académica correspondiente de las Reales Academias de Cádiz, Córdoba, Sevilla y San Fernando; y asesora del Centro Andaluz de las Letras de la Junta de Andalucía, de la Fundación de la Generación del 27 de Madrid, del Centro Cultural Generación del 27 de Málaga, de la Fundación María Zambrano“( Vélez-Málaga ), y de Honorary Associate of The Hispanic Society of America de Nueva York.

Ha obtenido numerosas distinciones entre las que destacan el Premio Andalucía de la Crítica en 1998, el Premio Nacional de la Crítica en 1998 o Premio Luis de Góngora de la Letras Andaluzas. En 2010 es galardonada con el VII Premio Federico García Lorca, el de mayor dotación económica de los premios de poesía de habla hispana, con 50.000 euros. Se trató de la segunda mujer que se alza con este premio después de que la peruana Blanca Varela resultara galardonada en 2006. En 2012, fue postulante al sillón n de la Real Academia Española, vacante tras la muerte de Valentín García Yebra, junto con Carme Riera, siendo ésta última la elegida para ocuparlo. Es Hija Predilecta de Andalucía y doctora Honoris Causa por la Universidad de Málaga.

Etiquetas
stats