CRÓNICA

Fangoria y Nancys Rubias convierten la Axerquía en una “fábrica de baile”

Concierto  Fangoria y Nancy Rubias

0

En la Axerquía no cabía ni un alfiler, tanto las gradas como la pista estaban a rebosar. Las caras de los asistentes tenían una sonrisa de lado a lado y las ganas de ver a Fangoria y Nancys Rubias en el escenario se podía leer en sus mentes. El teatro colgó el cartel de sold out y el público latió desde el comienzo hasta el final del show.

La apertura de este concierto corrió a cargo de las Nancys Rubias que hicieron bailar hasta la saciedad con los distintos temas que llevaron al escenario. Mario Vaquerizo lucía un mono de lentejuelas con el que se convirtió en el protagonista del escenario: movimientos de cadera, traslados por todo el escenario… Nadie podía quitarle el ojo ya que sus pasos de baile cautivaron a todo el público. Vaquerizo lo tuvo claro “es un placer estar en casa”. Y si hablamos de casas, literalmente es la casa de una de nuestras queridas Nancys Rubias. ¡La Nancy Travesi es cordobesa!

Desde las escaleras se podía ver como miles y miles de manos saltan al compás gritando el nombre de este grupo, un grupo cuyas canciones podías bailarlas “contigo mismo” tal y como relata uno de sus éxitos . Pero eso sí, una de las canciones que encanta al personal, como su propio nombre indica es “Me encanta”. Es lógico pensar que todo el mundo regresó a su casa con las palabras de Mario en mente “que bien me lo he pasado hoy”.

Fangoria

Llegó el siguiente turno y no se podía presentar mejor a una banda. “Os dejo con el mejor grupo del mundo: Fangoria”. Aquí comenzó la segunda parte de esta cita con la música de baile. Un mono plateado con mangas abullonadas y escote en pico, a lo largo de este traje podíamos apreciar las perlas que le hacían aún más brillar. Labios rojos y sus tradicionales sombras negras con su pelo suelto, allí estaba: Alaska. Pero por último y no menos importante: ella también bailaba.

Tres cambios de vestuario, distintos bailarines a sus costados y muchos éxitos resumen esta puesta en escena. Espectacular fue una de las canciones que brindó al público. Y espectacular también fue la forma en la que se hizo con el escenario, sin olvidarnos de esos bailarines que tenían magia en sus movimientos. 

Y Un cuadrado, una esfera, un triángulo ideal también formaron parte de la coreografía de movimientos de este grupo con su famosa canción Geometría polisentimental. Mi fábrica de baile, Ni tú ni nadie fueron algunos de los éxitos que sonaron en esta fiesta donde incluso los trabajadores del recinto “movieron las caderas”. 

La despedida llegó después de más de dos horas y fue por todo lo alto. Esta vez el escenario se llenó y literalmente. Nancys rubias subieron también al escenario para despedir esta velada al ritmo de Mi novio es un zombi donde los cantantes se regalaron movimientos de baile esta vez en pareja.

La madrugada del sábado acabó poniendo punto y final a un concierto en el que todo nos da igual y nos encanta porque “ni tú ni nadie puede cambiarme y los dramas se dejaron en la puerta.

Etiquetas
stats