Buena música para ayudar a enfermos crónicos

Luis González, Fernando Vacas y Rakel Winchester en la presentación de Sonrisas de Lunares. | MADERO CUBERO
Rakel Winchester, Fernando Vacas y Lole Montoya, entre otros artistas, actúan en un espectáculo benéfico Sonrisa de lunares |

La hija de Luis González era amiga de Rakel Winchester. La Hija de Luis González tenía cáncer. Rakel pasó esos duros momentos con ella. Y en ese contexto surgió la idea de organizar un concierto para recaudar fondos que ayudasen en su tratamiento. Poco tiempo después, la chica murió pero el esfuerzo de aquel espectáculo benéfico dio como resultado el nacimiento de una Organización No Gubernamental que ayudase a personas que sufran cáncer crónico y otras enfermedades, también crónicas, y sus familias. Su nombre es Sonrisa de lunares. El próximo 7 de junio se celebrará en el Teatro de la Axerquía el tercer concierto benéfico, de nuevo con el actor Fernando Tejero como maestro de ceremonias y con artistas como la propia Winchester, quien actuará con su amigo Fernando Vacas. “Nosotros daremos el toque emotivo”, ha bromeado Rakel.

La cantante flamenca Lole Montoya, cuyo próximo disco está siendo producido por Vacas, también actuará en el espectáculo, junto a otros artistas y a un invitado secreto que llegará de la mano de Tejero. “No sabemos quién será pero seguro que es alguien muy especial”, ha explicado este viernes Luis González, presidente de la organización.

Sonrisa de Lunares es todavía una joven ONG que cuenta con algo menos de un centenar de socios pero que acaba de conseguir un local en la calle Lucano, 21, cedido por la Fundación Cajasur. A pesar de ser pocos socios,con sus aportaciones personales y la recaudación de estos conciertos, se logra financiar la asistencia de personas necesitadas y enfermas. “Hemos comprado sillas de ruedas, grúas para personas que no se pueden mover de la cama y medicamentos, entre otras cosas”, prosigue González. “Nuestro propósito es ayudar a conseguir una buena calidad de vida, incluyendo la atención psicológica”.

El concierto volverá a ser en La Axerquía. El precio de las entradas será de 10 euros en gradas y 15 en butaca.

Etiquetas
stats