LA MUJER MARICÓN. LA NUEVA MARILIENDRE.

La hipocresía cumple un papel fundamental en la civilización, imagínense lo que sería que la gente fuera por ahí comportándose como realmente es… Sea por lo que fuere, a todo el mundo le ha dado por exagerar su comportamiento ante cualquier cosa. Un ejemplo es la nueva mariliendre.

Féminas heterosexuales o no, que no tienen carroza en el desfile del orgullo gay pero que deberían. En el inglés se las ha calificado como "fag hag" en el castellano hablamos de la "mariliendre". En cualquier caso, ha sufrido una gran mutación en los últimos años. Ha pasado de ser la "pobre mariliendre" a la poderosa "mujer maricón".

La mujer maricón ya no es la de antes modosita, devota y fiel. Arropada por sus amigos homosexuales. Aquella que se dejaba llevar por sus gustos y por ellos. Ya no es la lameculo sumisalameculo. Ahora tienen su carácter. Son Reinonas con personalidad propia. Incluso, se podría decir, que son un maricón más y que cambian más de amigo gay que de novio. Y es que ya no se dejan chafar por ellos y esto a los gayers no les hace mucha gracia. No olvidemos que los eclipsan, les quitan protagonismo y esto hace mucha pupa.

La antigua mariliendre se caracterizaba porque el 99,9% de hombres que formaban parte de su vida eran homosexuales. Motivo por el que empezaban a hacerle, en su casa, un hueco a los gatos. Chicas más bien feillas rollo "Betty la fea" vistiendo de Zara Basic.feillas Las mejores acompañantes para ver en sus casas las galas de Eurovision y OT. Para leer la biografía de Ricky Martin, ver la peli de "Priscilla reina del desierto", escuchar a Pelopony (ésta no se si es diva o petarda), Lady Gaga o Mónica Naranjo. Y como no, bailar hasta morir la mítica canción que provocaba un batido de melenas y de movimientos descontrolados "I Will Survive". Únicamente salían por bares de ambiente. Quizás, porque era la única manera de bailar rodeada de titis musculosos sudorosos que le gritaran "guapa", "reina", "divina"… al tiempo que cabía la posibilidad de lloverle algún pico en los labios, o, de palpar algún glúteo masculino con sus manecicas.

En el colegio - la antigua mariliendre - no se socializaba con chicos o chicas. No, su pandilla estaba compuesta por los marginales del colegio: el niño con obesidad mórbida, la empollona que almorzaba todos los días sola un tetrabrick de zumo de piña, etc.

Considerada la mariliendre peor que una suegra con el novio de su amigo marica. Y no es de extrañar que así sea, y es que ningún maromo será suficiente para su amigo gay.

¡Se dejaría meter mano por un machirulo antes de reconocerlo! Se mueren por estar en su lugar. Una especie de amor platónico. Tan platónico que estarían orgullosas de alquilarle su vientre.

En fin… que estaban condenadas a mal de amores y con finales trágicos.

Sin embargo, la nueva mariliendre es una gay de espíritu. La más marica de todas. La reina de la movida. La que más plumas tiene de todas. Fémina glamurosa, liberal y extravagante. Lo mismo sale por ambientes, que por fiestas privadas que los bares más It. Lleva una vida fabulosa, loca y emocionante. Mujer independiente, segura de sí misma y con total confianza: la deidad gay.gay

Dispuestas a derrumbar mitos y a contribuir a que la sociedad sea más tolerante con la diversidad sexual. Y a reivindicar por todo lo alto que "el porno es cultura".

La nueva mujer maricón es una DIVA GAY. Ella también ha salido del armario, altamente feminista, cool, no tiene tapujos a la hora de hablar de sexo. Tiene un par de ovarios bien puestos. No hay sauna o cuarto oscuro que se le resista. Humor cabrón las define. Ser mujer maricón ¡mola! Pueden estar solas si no encuentran a alguien que valga la pena. Aunque, además, con la misma naturalidad que se define a un gay, pueden irse de dogging, cottaging, cruising dogging, cottaging, cruisingo de cancaneo por los bosques, playas y demás descampados cercanos de las zonas urbanas… sin olvidar los baños públicos. ¡Ojo! También les va eso de mantener relaciones sexuales de forma anónima y sin ataduras. El morbo de lo inesperado. Priorizan su esfuerzo y eso les hacer crecer como personas.

El mundo sigue estando plagado de orientaciones sexuales que siguen siendo tabú. No obstante, algo se ha avanzado y en muchos ámbitos ya se reconoce la libertad de los individuos para sentirse atraídos (y atraer) a quien quieran… Pero no lo olvidemos que hay muchos sitios donde todavía esto se castiga…

¡Pasen un buen verano!

Etiquetas
Publicado el
28 de julio de 2016 - 14:03 h