LAS "BLOGUERS"

Si el siglo XX fue – de acuerdo con el libro de Eric Hobsbawn "La era de los extremos", el siglo XXI promete ser "La era de los excesos de las bloggers".

Con este post no quiero dar la imagen de ser detractora o estigmatizadora de estas ¿estilosas? chicas. Ni mucho menos. Desde luego no deseo cuestionar ni sus modas ni sus estilismos a las que le sacan todo el pringue al sinfín de posibilidades que ofrece la era de internet con todo su cibermundo. Y es que  tenderíamos a volvernos extremadamente críticos a la par que entusiastas acerca de la última de sus orgías en Instagram…

Comenzaron las "It Girls" allá por el año 2004-2005 de forma errática en plataformas como fotolog o Myspace de la mano de la primera diva antiglamour "Cory Kennedy"."Cory Kennedy" Fotolog fué un lugar dentro del cibermundo para colgar una foto por día, hacerte amigos y que te comentaran tu estilo y tus fotacas. Gala González y Pelayo fueron el ejemplo español, sin saber muy bien por qué eran famosos por el afán "voyeaur" de sus seguidores. Fascinaron por su manera de mostrar su peculiar estilo en la calle de un modo "realista", pusieron de moda lo retro, y los valores de la moda más inaccesible hasta la más accesible a todos los bolsillos. Mostraron una moda low cost y quizá con elevadas dosis de una expresión arrolladora y peculiar. Se vislumbraba en ellas un reflejo de la chica de a pie. Y ahí estaba el detalle y su chispa: la chica urbana en la que queríamos reflejarnos, la chica que le cuesta llegar a final de mes, la que no es mona pero en su conjunto lo es, la que se sabe sacar partido, la que no llega a los 1,70 cm de altura pero sabe como nadie realzar sus piernas…

Las que tuvieron éxito mostrando sus outfits se abrieron un blog propio siendo sus modelitos los más comentados de la red y contaban con cerca de 15.000 visitas al día. Las grandes firmas de moda vieron un filón y ahorro en publicidad. Atisbaron en ellas "la gallinita de los huevos de oro". Fue entonces cuando ciertas marcas empezaron a publicitar por medio de ellas. Se dieron cuenta que de esta manera llegaban a más gente y todas sus seguidoras deseaban – babeando – cualquier trapillo que llevaran puesto. Les regalaban ropa, accesorios, cosméticos, zapatos, viajes, bolsos y demás a cambio de que sus blogs mostraran sus últimas tendencias regaladas (les gustasen o no). Las invitaban a eventos, desfiles y fiestas (cobrando). Pero llegó un momento o, más exactamente, un punto de inflexión en el que perdieron el norte. Un cambio total de rumbo. Las bloggers que tenían su rollo vintage-hippy-boho se distorsionaron y sufrieron una debastadora mutación a un rollo pija sin-rumbo. Con lo que las que sólo se dedicaban a enseñar outfit sin más nos comenzaron a aburrir estrepitosamente. Un buen ejemplo de bloguers zZzzZzZ pero con mucho éxito inentendible podrían ser desde Bartabac, Mydailystyle, Paula Echevarria, Lady addict o la italiana Chiarra Ferragani entre muchas otras, no aportan nada nuevo, no arriesgan y no nos cuenta nada interesante. Ésta última se está haciendo de oro y nadie entiende su éxito porque es hortera de bolera. Pero no todas están compradas, existen excepciones como Leandra Medina de "The man repeller", a pesar de no ser muy agraciada físicamente y que tampoco se esfuerza por serlo, es increíblemente estilos, excéntrica, original, muy rica, tiene mucho humor y se atreve con todo. Hace post cachondos sobre la moda y con gusto y conocimiento, como el nombre (honesto) de su blog, creando estilo para repeler a los titis. MUY GRANDE Hoy en día, el exceso de estas insaciables criaturas ciber irrumpe e invade casi todos los ciberespacios. Las extravagancias de sus looks ya no nos fascinan. Hasta alguna – Lovely Pepa – ha escrito un libro, que nos habla desde maquillaje a cocina…

Las bloguers de moda fallan – a mi juicio – en que están ¡TOTALMENTE COMPRADAS POR LAS FIRMAS! Y han perdido su identidad. Ahora se asemejan más a la de una rica recargada. Van de divas presuntuosas, arrogantes y exhibicionistas excéntricas. Cero credibilidad en sus outfits. Si algo me sorprende de ellas es que desafían la climatología con su super-poder de "insensibilidad térmica" en sus esbeltas piernas estilizadas gracias al phosotshop (nuevo en instagram). Sandalias y short sin medias en invierno si así lo dice VOGUE. Buscan el famoseo y millones de "likes" para sus fotos. Es por ello por lo que todas se compran un animalico mono cuanto más pequeño mejor, para que les lluevan los "likes".

Sus poses no tienen ningún desperdicio. Posan como criaturas frágiles, intentando marcar el hueco que hay entre sus flacos muslos, rollo "somos extremadamente delgadas". Para ello adoptan posturas de meningíticas. Controlan bastante la fotografía y el PhotoShop sin necesidad de ser diseñadoras gráficas. Aparte de ser DJ  (con tan solo darle al play de su lista de spotify en el iPad), diseñadoras de todo lo que se te pueda ocurrir, ilustradoras, realizadoras… A fin de cuentas artistas 100% que han sabido explotar de la mejor manera las posibilidades cibernéticas….. Su escenografía es variada, realizarán sus fotacas en sitios estilo "street-art" cuanta más suciedad, arte callejero o basura haya, mayor riqueza visual y contraste con sus detalles lujosos habrá"street-art", vías de tren (sobre todo las italianas), en casas blancas de techos altos, zonas verdes y tendencia sostenible para las más eco-pamplis de lagos o montañas. Sobre todo en los barrios de modernos como Malasaña. O muy flipón o muy – valga la redundancia – contrastado.

En fin, que su gloria más infinita – no lo dudes – la han alcanzado haciendo un anuncio de tampax. Y yo que me alegro por ellas…  pero no sin antes preguntarme ¿qué les deparará el futuro?

¿Cuál y cuándo será el fin de este fenómeno que ya está más que explotado? O ¿qué mutación realizarán para su supervivencia?   ****(Sentimos si  herimos los sentimientos de alguna blogguera  pero señoritas un poco de humor de vez en cuando, y recordamos que no hay mejor medicina que la risa)****

Etiquetas
Publicado el
20 de mayo de 2016 - 20:20 h
stats