Conciertil en comprimidos vía rectal

Os proponemos en el día de hoy, desde este periódico, una serie de alternativas para poder pasar el próximo fin de semana en la ciudad de una forma plena, ya sea musicalmente hablando o no. Aquí dejamos algunos pildorazos:

El viernes 12 de diciembre por la noche, en una propuesta arriesgada, abrirá sus puertas el Gran Teatro para dejar pasar al espíritu de la Blanca Paloma, invocado por las voces de Ecos del Rocío. En su gira, Mira qué noche más buena tour, harán parada en Córdoba. El espectáculo será similar a los anteriores. Los cuatro integrantes se situarán de forma equidistante sobre el escenario. Al igual que los Kraftwerk, pero cambiando los vocoders digitales por vozarrones analógicos. O como los Village People, pero derrochando mucha más hombría, y esta vez, vaqueros los cuatro. Si los primeros se mueven por los alocados ambientes gay neoyorquinos de finales de los setenta, Ecos del Rocío transitan por una serie de lugares que son comunes a todo aquel que se precie a llamar buen andaluz: el aroma a rebujito y albero, la primera comunión del niño, una melé en la ermita de una aldea almonteña una noche de verano, o la Navidad en Canal Sur ("Nuestra Navidad", decía la meme). En definitiva, estamos ante una old-boy band que canta de manera afectada. Como los Pecos. Los Pecos del Rocío, en este caso.

Eso será el viernes. Para aquel que le queden fuerzas, el sábado se puede dejar caer rodando por la calle Alfonso XIII hasta el Real Círculo de la Amistad. Una vez de bruces allí, uno puede sacar unos euros del bolsillo y comprar una entrada para el concierto de Álvaro Vizcaíno, el Califa de la Copla. Y si no le está gustando el concierto, abstraerse, mirar las lámparas y el techo, y pensar que está escuchando a Mozart tocar el piano en la corte de Luis XV.

Etiquetas
Publicado el
7 de diciembre de 2014 - 10:57 h