Segunda puesta en marcha: la guitarra

Juan Moreno a la guitarra | TONI BLANCO

Tras el baile, llega el toque. Y es que es ésta, de todos bien sabido, tierra señera en la sonanta flamenca por derecho, donde hasta las agujas del reloj marcan los compases por soleá en sus horas y sus cuartos al paso de Gonzalo Fernández de Córdoba El Gran Capitán por la hermosa plaza de las Tendillas a lomo de su caballo. Marcando estaban las agujas, recién pasadas las 17:00 de este viernes 8 de septiembre, cuando daba comienzo la fase selectiva de guitarra. Cada aspirante, tenía por delante la difícil tarea de presentarnos dos solos de guitarra de libre elección dentro de los estilos flamencos y otro de acompañamiento al cante.

Para ello, debían emplear un máximo de seis minutos para los dos primeros y cinco minutos para el último toque. En el jurado, tres grandes: Juan Carlos Romero, Daniel Navarro Niño de Pura y Juan Manuel Cañizares que, al igual que en la modalidad de baile y cante, iban presididos por la delegada de Cultura del Ayuntamiento y presidenta del Instituto Municipal de las Artes Escénicas (IMAE) María Nieves Torrent, el gerente de dicha entidad Juan Rafael Martínez en la vicepresidencia y, como secretario, Marcelino Ferrero.

Si bien la primera fase vino marcada por la asistencia de un público entregado y efusivo, donde el júbilo y la emoción eran difícil de contener por la propia naturaleza e inercia del baile con su empaque, su raza y su fuerza capaz de incitar a cualquier aficionado a dar un brinco y un "olé" espontáneo desde su butaca, la fase de anoche destacó por la sobriedad y el silencio de un público que, sabiendo apreciar la faceta guitarrística, conoce perfectamente cuál es su papel y manera de actuar. Y es que cada cosa tiene su aquel.

Ambos públicos amando un mismo arte que reaccionan de diferente manera. Es maravilloso lo que el flamenco puede transmitir en cada persona según se de el momento. Y de momentos, está lleno el flamenco. Unos de alegría, otros de pena, otros de rabia o ira y más de uno de tragedia, viéndose representado en cada uno de sus estilos como; las alegrías, la soleá, la siguiriya, la taranta, las guajiras, las bulerías o los fandangos entre otros muchos. Todos y cada uno de ellos, tienen la capacidad de transmitir una emoción diferente que, de seguro, a alguien le viene "como anillo al dedo" en un momento oportuno.

Siguiendo un poco en línea comparativa entre ambas fases, podemos destacar otros puntos interesantes. Si bien en el baile, la afluencia femenina destacó frente a la masculina, en la guitarra fue al contrario. El papel de la mujer en este instrumento hoy día está más vigente que nunca y, cada vez, son más aquellas que lo ejercen. Profesora y alumna, respectivamente, del CSM Rafael Orozco como Inmaculada Morales y la jerezana Alba Espert, son un claro ejemplo de ello entre otras muchas más. Concretamente esta última, Alba Espert, ha sido la única mujer en participar, con dos excelentes solos de rondeñas y granainas y otro de acompañamiento al cante por liviana y serrana. No en vano, esto ha acontecido desde los inicios del flamenco, aunque, desafortunadamente, haya tenido una escasa visibilidad.

Sabemos de La Cuenca, Mercé La Serneta cantaora y tocaora, Paca la coja o la propia Aniya la de Ronda, de la que casi todos tenemos esa archiconocida y flamenca imagen acompañándose mientras se echaba un cantecito. Y es que, lo cierto y verdad es que casi todas eran guitarristas y cantaoras profesionales, y llama poderosamente la atención que esto no haya trascendido más de lo que debiera. Algo habremos hecho mal y, ahora, es el momento de visibilizarlo, apoyarlo y potenciarlo a través del incomparable marco que ofrece el Concurso de Arte Flamenco de Córdoba juntos a otros muchos que se van sumando día a día.

Pero Alba no fue la única aspirante. Un total de 13 guitarristas pasaron por la fase selectiva del concurso. Todos y cada uno de ellos con un sello propio y un objetivo claro; disfrutar ellos mismos, hacernos disfrutar a los presentes y luchar por el premio. El objetivo ha sido claramente cumplido por parte de los artistas, que se vio recompensado con un largo y caluroso aplauso de toda la gente.

La representación andaluza ha sido mayoritaria. De Granada cuatro guitarristas dejándonos grandes momentos como; José Fermín Fernández, Israel Gómez, Alberto López y Álvaro Martinete. Desde Córdoba otras dos jóvenes promesas de la guitarra; Alfonso Linares y Javi El negro. De la provincia de Cádiz El Mojama la jerezana Alba Espert, mencionada con anterioridad, y José de la Línea y también el malagueño Juan Moreno. Saliendo de la geografía andaluza desde Madrid, el gran y conocido guitarrista Agustín El Bola. También desde Madrid, pero afincado en Córdoba, Ángel Flores, guitarrista joven, de gran proyección y poseedor de un talento para la técnica y la composición como hemos podido apreciar esta noche extraordinarios que, de seguro, dará mucho que hablar. Por último, del otro lado del Atlántico, concretamente desde México, nos llegaba Joaquín Andrés Gallego con dos solos; por mineras y bulerías y otro por siguiriya en el acompañamiento al cante.

Esta fase selectiva de guitarra se ha llevado a cabo únicamente en un solo día. La semana próxima tenemos la última parte de la fase de selección que dará pie a la de opción a premio con el cante. Esto será la próxima semana lunes, martes y miércoles a las 17:00, donde más de 70 concursantes pasarán por allí a lo largo de esos días.

Etiquetas
Publicado el
9 de noviembre de 2019 - 08:35 h