Un Córdoba de ciencia ficción para una tarea “de guerreros”

.
Carlos González recalca el objetivo de “subir a Primera División”, anuncia que la Ciudad Deportiva Juanín “se presentará pronto” y lanza una campaña agresiva: abono gratis si no hay 'play off'

Cuenta con los ingredientes para hacerlo. Está convencido. Si algo tiene Carlos González es una capacidad de resistencia a prueba de misiles. El presidente del Córdoba bajó al césped para contar al cordobesismo que sí, que se puede, que la Primera División tiene reservado un lugar para un club que lleva más de cuarenta años alejado de la élite. Aunque parezca que todo se derrumba, González permanece en pie, rodeado de sus más fieles, agarrando la bandera tiroteada del Córdoba como una versión actualizada del general Custer. Está dispuesto a hacer lo que haga falta. Prometió una campaña de abonados agresiva y ahí está: si el equipo no se clasifica para el play off, todos los socios tendrán carné gratuito para la siguiente temporada; si asciende a Primera, 50% de rebaja. Un reclamo brutal, nunca visto. Sólo el Elche se atrevió a plantear una iniciativa similar. Ha sido campeón y ya está en Primera. ¿Lo conseguirá el Córdoba? De momento, tiene que construir un equipo. Y oficializar el nombre del entrenador. Parece que son temas importantes y los aficionados lo saben. Sobre todo los que acudieron a recibir una insignia por sus años de permanencia en las filas del cordobesismo, que ya llevan muchas horas de vuelo. De momento se pide fe, ilusión, compromiso y unión. Una receta clásica para una revolución necesaria.

El Córdoba enseñó a través de su videomarcador detalles de la Ciudad Deportiva Juanín, que según señaló el presidente “será para los cordobesistas y para Córdoba”. “Por esta instalación vamos a luchar y vamos a trabajar. Yo digo que muy pronto la podremos ver y disfrutar. Lo están confeccionando los técnicos, ya tenemos los planos y en breves fechas se presentará en el Ayuntamiento de Córdoba para que nos la aprueben”, ha declarado González, quien ha dejado patente su convencimiento de que con este nuevo centro de operaciones deportivas “el Córdoba crecerá exponencialmente y será un club, que ahora también lo es, de Primera División”.

Y entonces llegó el vídeo, que especifica al inicio que quienes intervienen en él no son actores. “The Califa Time Machine” tiene como protagonistas a aficionados del Córdoba y, por supuesto, a Carlos González. En un viaje en el tiempo, un grupo de seguidores tiene la oportunidad de ver los sucesos que acontecerán en el mes de junio de 2014: partidos espectaculares que desembocan en el esperado ascenso a Primera. Los héroes serán “un equipo de guerreros, cordobesistas” y por fin “toda España podrá escuchar cómo ruge Córdoba: ¡Somos de Primera!”. González ha resaltado que el desafío es el máximo. “La apuesta que hace el club es por un equipo campeón. Vamos a subir a Primera. Por vosotros, por vosotros lo conseguiremos”, ha apuntado.

El reparto de insignias a los socios más veteranos de la entidad tuvo un emotivo prolegómeno con la presencia de Rafael Campanero Guzmán, presidente de honor de la entidad, que a sus 86 años lleva 58 como socio, y José Santiago Murillo, presidente de la Federación Cordobesa de Fútbol. Ambos dirigentes fueron la avanzadilla del desfile de seguidores para recoger su detalle de homenaje, un guiño del club a sus más señalados seguidores. El acto terminó con un ágape sobre el césped y con un momento de tensión, pues Rafael Campanero sufrió un desvanecimiento y tuvo que ser evacuado en ambulancia del estadio.

Etiquetas
stats