Pájaro: "La culpa de que exista el rock andaluz la tuvieron los americanos"

.

Selfie

El rockero de gustos sonoros italianos, cofrades y surferos inaugura el sábado la temporada de Noches eclécticas en Viana

Noches eclécticas

Hubo un tiempo en el que desde Sevilla se divisaba el mundo. Así que es posible que alguno de esos genes de sevillano pafuera  y global hayan viajado en la lotería de la vida hasta el cuerpo y el alma de Andrés Herrera, Pájaro. Líder de la banda del mismo nombre, su sonido intransferible ha probado el éxito estos últimos años gracias a su primer trabajo, Santa Leone. Ahora andan enfrascados en el segundo, que alumbrarán en breve, ensanchando la geografía de sus gustos sonoros italianos, surferos, andaluces, macarenos y trianeros.

"Y es que para Pájaro, Sevilla, Texas, Nápoles, Nueva Orleans, Roma, Almería o Memphis se huelen desde su ventana", dice de él otro músico,  Álvaro Tarik. "Y el rock’n’roll, el blues, el surf, el swing, la saeta, la tarantela o el spaghetti western suenan como una misma cosa cada vez que pone los dedos en las cuerdas de su guitarra".

Para quien no lo haya saboreado en directo, que se prepare para el sábado noche. Porque Pájaro volará sobre Viana.

P. ¿Siempre quisiste volar?

R. Antes de Pájaro fui Cheyenne por una serie del oeste que veía de pequeño. Mi tía me regalo un traje de jefe indio y siempre andaba vestido y armado como uno de ellos... luego me llamaron Betis porque cambié la indumentaria de guerrero por la de extremo izquierda (quería ser como Benítez, jugador del glorioso). Ya con 12 años conocí a Hendrix y otra vez mi tía me trajo ropa hippy desde Suecia de tiendas de segunda mano, ella se tuvo que ir allí a trabajar (porque aquí no había mucho para elegir) y me llamaban "el hippy", además siempre estaba pegado a la guitarra. Hasta que crecí y me quedé muy canijo con el crecimiento y a partir de ahí empezaron a llamarme Pájaro. Así que empecé a volar con mi crecimiento... y hasta hoy.

P. ¿Un segundo disco significa volver a empezar?

R. Sin ninguna duda. Pero creo que hay que empezar de nuevo todos los días con la ventaja de no olvidar lo aprendido. En todo, hay que volver a empezar, por eso políticamente nos va tan mal; hace mucho que no se cambian las formas... al final, seguimos como en la época feudal pero mas cómodos de ropa.

P. ¿Existe cierto temor ante las nuevas canciones tras el éxito de Santa Leone?

R. Siempre tenemos miedo al fracaso. Eso está ahí. Pero si lo tenemos en cuenta demasiado, sería contraproducente; aunque un poco hay que tener para no caer en el ridículo-egocéntrico.

P. ¿Por dónde viajarán los nuevos paisajes sonoros de Pájaro?

R. Imagina que sales de Sevilla con dirección a Nápoles, y de ahí te tomas unas birras en Grecia ... das un salto a Brasil pasando por el norte del sur de America y acabando en New Orleans. Seguimos haciendo nuestros los sonidos italianos sin olvidar los compases épicos y apocalípticos del western ni el sonido del slide por el diapasón.

P. ¿Habrá algún adelanto en el concierto cordobés de Viana?

R. Sí. Desde que sacamos las canciones procuramos mostrarlas en directo para ver como funcionan con el público... por supuesto que haremos canciones nuevas, pero no quiero cogerme los dedos y nombrarlas porque aún no tengo hecha la lista de las canciones.

P. ¿Qué es el rock andaluz?

R. La culpa de que exista el Rock Andaluz la tuvieron los americanos que llegaron a Morón y Sevilla a montar sus bases y entre paquetes de Winston y algunas cosillas más... se trajeron los discos de Presley y las Fender que se las vendían o cambiaban a los indígenas andaluces según les convenían, y a muchos jóvenes que ya tenían algunas nociones de guitarra (sobre todo flamenco) les dabas unas guitarras eléctricas y se inventaban esas cosas... entre ellas el Rock Andaluz.

P. Tus seis cuerdas han servido a grandes como Kiko Veneno, Raimundo Amador y a Silvio Sacramento. ¿Algún sueño guitarrístico por cumplir?

R. Que me sirvan a mí en mi banda como les ha servido a mis colegas. Con esto quiero decir que con 50 y algo, los años que tengo me sigan funcionando también en la bajada de la vida.

P. ¿La leyenda y la mitología están matando a quien fue el verdadero Silvio?

R. Al verdadero Silvio jamás lo matarán, porque si hay alguien que es inmortal ése sería él. Cada vez que le nombramos, le resucitamos. ¿Conocer bien a Silvio? Creo que nadie le ha conocido tan bien como su amigo y compañero Pive Amador y ni siquiera él pudo conocerle al 100%...

P. ¿Cuál fue su mejor enseñanza?

R. La mejor enseñanza me la dio mi padre con su ejemplo y mi madre con traerme y bajarme de las nubes. Ella no me trajo al mundo sino a la realidad.

P. Como Silvio, te consideras rockero y cofrade. ¿Eso es solo posible en Sevilla?

R. ¡Creo que no! Al igual que vienen a correr los Sanfermines muchos americanos, con lo demás pasa lo mismo. Conozco infinidad de personas que piensan así sin ser ni siquiera españoles.

P. ¿Las cornetas y los tambores no son solo patrimonio capillita?

R. Hay una gran diferencia entre gente que flipa con la Semana Santa y para nada son capillitas. El problema es que cuando se habla de cornetas y tambores va o por lo cofrade o por lo militar. Y es así. Por eso, ya es hora de dejar de encasillar esos instrumentos y hacerlos mas populares y usarlos en otras músicas. El hábito no hace al monje.

P. ¿Cuál es tu dios?

R. Jimi Hendrix.

P. El cineasta Alberto Rodríguez, en su discurso como hijo predilecto de Andalucía, pidió revisar nuestro ideario y nuestra identidad, porque el tópico no se ajusta a ninguna de las realidades de esta tierra. ¿Lo suscribes?

R. Si a lo que se refiere es a que todos los andaluces son flamencos, que estamos siempre de fiesta y todo lo demás, sí.

P. En tus canciones, ¿confiesas que has vivido o solo lo parece?

R. La mayoría, por no decir todas, son vivencias. Neruda ya lo dijo:"Confieso que he vivido".

P. Dices hacer surf y western con tu sonido. ¿Son palos que casan todo?

R. Sobretodo el Western es una música apocalíptica, y los momentos mas épicos me recuerdan a la Ópera. Se puede casar con casi todo aunque no sea para nada fácil.

P. ¿Es cierto que fuiste un niño Cinema Paradiso?

R. Como he contado infinidad de veces, me crié al lado de una Hispania y una Ossa, las marcas de los grandes y titánicos proyectores de cine. Mi padre me llevaba con él y me dejaba solo en la cabina con 8 años, eso me hacía sentirme muy hombre...Él se dejaba el Celtas con filtro a medio apagar en la máquina y cuando se iba le imitaba y me fumaba (con asquito) la colilla... Uff ,me sentía como Dios. Lo malo es que después seguí fumando y ya no echaba cine.

P. Pájaro, os consideráis camaradas que hacen la música que les gusta. ¿Todo resulta tan fácil?

R. Para nada. Primero tienes que tener la suerte de dar con una gente así. Somos muy amigos, y lo que nos une, nos apasiona. Cuando hay tan buen rollo, algo bueno tiene que salir. Pero lo mas importante es que para que todo eso sea bueno, hay que tenerse mucho respeto y esa es la única receta.

P. ¿Será el del sábado en Córdoba un concierto sentido?

R. Eso procuramos... que todo tenga sentido. Si no, ¿para qué estamos aquí?

Etiquetas
Publicado el
3 de septiembre de 2015 - 08:30 h
stats