El edificio que acogió a la discoteca Palazzio, que después se llamó Ophium y que antes fue un mesón, comienza a ser histórica. El inmueble, de estilo regionalista y construido en 1940, ya es pasto de la piqueta. Este martes, una empresa de demoliciones ha iniciado el derribo de este inmueble del que no quedará piedra sobre piedra. Su solar se convertirá en un inmueble residencial llamado Puerta del Brillante.

Hace algo más de diez años que la discoteca abrió sus puertas, aunque su apertura llegó acompañada de un rosario de denuncias y quejas de los vecinos de la zona, que trasladaron su inquietud tanto a Policía Local, como a la Empresa Municipal de Saneamientos de Córdoba (Sadeco) y a la propia Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU). Otros incluso instalaron pancartas en los balcones para pedir el cierre del local.

La presión fue tal que consiguieron que el Ayuntamiento ordenara su cierre, aunque la discoteca acabaría volviendo a abrir tras subsanar diversos errores, aunque con menor éxito del esperado. El local cambió de nombre, durante sus últimos años llegó a llamarse Ophium, aunque no llegó vivo a la pandemia. La discoteca se apagó en el año 2018. Se construirán viviendas de uno a cuatro dormitorios, en una zona que dispondrá de piscina comunitaria y también de solárium.

Poco a poco, la piqueta ha ido acabando con históricos edificios de la avenida del Brillante. El último en caer ha sido el que acogía la histórica Butipán, que se está convirtiendo en un restaurante de comida rápida.

Etiquetas
Etiquetas
stats