EN EL VERANO SOLO SE HACEN NOVIOS LOS FEOS.

He aquí cuatro verdades absolutas:

a)   La tierra es redonda.

b)  Todos vamos a morir.

c)   Solo se hacen novios los feos o faltos de chispa en verano.

d)   Se nos sube el pavo con una supremacía vomitiva cuando sabemos que le gustamos a alguien.

 

Me apasiona tan poco el verano con su calina que de niña soñaba desbocada con un invierno perecedero los 12 meses del año rodeada de marmotas. Le tengo terror al verano, me espeluzna y me repele, especialmente si los titis se quedan en teticastitis y si veo parejas de feos que comienzan su noviazgo. Y es que en verano parece que sólo se hacen novios los feos… mal de muchos consuelo de pocos.

Aprendí –cautelosa y sabiamente- a manejar mis propias intolerancias, para no sufrir a costa de ellas ni fastidiar a las demás con mis reclamos, a no perder el tiempo amonestando a los playeros y a los feos que se hacen novios mientras los fulmino con la mirada.

 

Me río cada vez que alguien me dice que debo dejar de juzgarlo todo. Juzgar es justamente lo que hacemos. No hacerlo sería como estar muerta, pero no hay que dejar que nos afecte demasiado…

Reconozco que me encanta reírme de todo y sobre todo de esas historias de amor eterno de feos en verano y del desamor que viven los guapos en invierno, ¡admitámoslo! Estas historias hacen que nos riamos de la vida. De lo ridículos que somos todos en temas de amor.

Quiero reírme este verano de lo divertido que puede llegar a ser convertir esos sentimientos ñoños que nos hunden en la miseria.

Y es que es importante no tomarse demasiado en serio las cosas y reírse de uno mismo y de sus circunstancias.

No tengo nada en contra de los feos, pero está claro que  en verano una gran cantidad de gente sin chispa alguna se echa novi@. Tendrán por así decirlo -los feos- una relación irónica con la belleza. La filosofía como sátira de la belleza. No es por azar que Sócrates, proclamara ostentosamente su fealdad: "Es el lado cómico del gran hombre". O Sartre: "No importa que seas un tipo horriblemente feo. Si eres existencialista vas a lograrlo". Pero ni los filósofos ni los padres de la Iglesia se han hecho una pregunta más seria y discernible como:

¿por qué se hacen novios los feos en verano?

La razón es simple y una chorrada como todas las respuestas sencillas, no es de extrañar que en verano se tenga una vida social más agitada, se sale más y se tiene menos ropa en el cuerpo,… y todo el mundo busca sexo. Es nuestra época de celo y apareamiento. Nuestras hormonas se revolucionan y nos volvemos "cerdacos" sin excepción. Los feos y sin chispa se sienten ridículos al verse ante el peligro de la soledad amorosa. Confunden el sexo con el amor y se lo toman muy en serio. Conseguir pareja estable y que su corazón palpite se transforma en su único objetivo.

 

Si algo tienen los feos de remate y sin solución es una asombrosa capacidad de imaginación por lo que, sin darse cuenta sin saber cómo y sin conocer a su media naranja de nada, se enamoran perdidamente del primero que pase por su lado, aunque sea un yonkarra. A todo ser lo ven hermoso. Y eso es así. Porque ellos, mis queridos lectores, ven bellos a bellezas distraídas. Peor. A bellezas distraídas que presentan un aspecto un poco de vikingos.

Y no. No voy a decir ahora eso de "no me fijo en el aspecto físico porque sólo me fijo en el interior de las personas ya que lo que busco es crear vínculos emocionales, no el vulgar placer carnal"."no me fijo en el aspecto físico porque sólo me fijo en el interior de las personas ya que lo que busco es crear vínculos emocionales, no el vulgar placer carnal".

 

¿Soy la única que se da cuenta de esta malformación amorfa del amor? Eso no es amor. ¡No! Eso sólo son dos personas con baja autoestima, con poca confianza en sí mismos. Dependientes del amor en sí y que no tienen ningún plan mejor en este verano. Personas que desafortunadamente creen que en la vida no eres nadie si no tienes pareja. Y no. Las parejas de feos veraniegas no son para toda la vida. Tienen fecha de caducidad.

Las más afortunadas son las personas que no sean correspondidas. Y es que aunque no sean conscientes de ello es lo que mejor que les podía pasar. Puesto que esos amores producen obesidad, te preñan, te cortan las alas como a "Maléfica", las hacen domésticas y terminan por hacer cursos de repostería con la thermomix. Y quizás ellas se sientan las más desdichadas y muestren fragilidad. Ojos enormes e hinchados llenos de ojeras.

Pero soldado que huye sirve para otra guerra. Y aún quedan muchas guerras en forma de cenas, copas, risas y titis.

Lo divertido es el trayecto viendo a gente sin chispa con pareja.

A partir de Septiembre los que se crean guapos ya pueden "hacerse novios"… juassss

PASEN BUEN VERANITO…y disfruta de tus amores de verano pero recordando siempre: ¡QUE NO TE CORTEN LAS ALAS!!!!!!!!!!!!!!!

 

Etiquetas
Publicado el
22 de julio de 2015 - 03:32 h
stats