La leyenda del rival: José Ignacio Garmendia

Sobre este blog

La entrevista de Euskadi Irratua estaba siendo emotiva. Casi al final, el interpelado estallaba: "estoy disfrutando increíblemente esta temporada. Nunca lo imaginé. Que sepan los jugadores que el día del Córdoba, pase lo que pase (sollozo e indisimulado llanto) toda mi familia estaremos allí".

En la harategia (carnicería) Garmendia de Villabona despacha José Ignacio Garmendia. Fue portero sin dejar de ser carnicero. Corta solomillos con la misma naturalidad con la que antaño desviaba balones. Ambas cosas –lo primero se presupone, lo primero está avalado por sus registros- muy bien. Y siempre defendió la portería del mismo equipo. El Éibar. Durante diecinueve años seguidos.