El Almería

La Unión Deportiva Almería es el club más joven de Primera. Apenas cuenta con catorce años de una existencia muy bien gestionada que le ha llevado a ocupar plaza en la élite en seis de las últimas ocho temporadas.

Pero la UD no es sino el presente de la historia del fútbol en Almería. Durante el pasado se han sucedido numerosas entidades a las que se ha ido comiendo el recuerdo. Los primeros clubes que practicaron este deporte por tierras de Indalo fueron el Almería football club y el Sporting en 1909. En el 14 se les sumó el Almería Athletic Club. Durante los años veinte el club que más en firme apuesta es el Sporting, que llega a disputar –para impulsar su afición- en 1928 un amistoso ante el Bel Abbesien de Orán en el que se puso bajo  palos el mítico Ricardo Zamora.

Pero el Sporting desaparece y toman su relevo el CD Europa primero y el refundado (1931) Athletic después. Ambos sucumben, pero al menos los segundos llegan a disputar competición federada (la Segunda Regional murciana).

Tras la guerra nace el Recreativo de Almería, que compite en el campo de Ciudad Jardín, pero es en los 50, con el Atlético Almería –que justo antes se había llamado Unión Deportiva Almería, otro nombre más- cuando el fútbol despega por fin en la ciudad. El conjunto ya entonces rojiblanco empieza a despuntar en Tercera hasta lograr en 1958 el ascenso a Segunda ante el Getafe. Dura una temporada nada más, a pesar de incorporar a sus filas a una estrella como Juan Arza y tener en el banquillo a Juan Villalonga. Tras bajar, se apaga la llama del Atlético.

En los 60 surge en la capital almeriense el CD Hispania, que no logra subir a Segunda y muta en el 64 en Club Deportivo Almería, que aguanta hasta el 69.

Por fin el 1971 nace un club que sí arraiga, la Agrupación Deportiva Almería, que del tirón se mete arrasando en Tercera y está a punto de subir a Segunda en el 74, pero sucumbe en la promoción ante, precisamente, el Córdoba en su modesto estadio Franco Navarro. Cruz Carrascosa salvó la papeleta esa tarde para los blanquiverdes.

Tras subir a la recién creada Segunda B en Jerez en 1978 consigue la Agrupación en apenas dos temporadas alcanzar por primera vez para la ciudad la élite del fútbol español.  Ante el Castellón y con 20.000 personas en la grada –no perdieron ningún encuentro como locales esa 79-80- consiguen un 3-0 y suben a Primera. Su entrenador, José María Maguregui, tuvo mucha culpa de ello.

Aguantan en la temporada de su estreno, pero sucumben en la siguiente con Arsenio Iglesias de técnico. Y en dos años, Almería tenía otro cadáver deportivo. El 2 de septiembre del 82 los socios extinguen a la Agrupación Deportiva Almería.

En el 83 quien nace es el Polideportivo Almería, cuya cima se encuentra en una fase ascenso a Segunda en la 98-99 en la que sube finalmente el Levante. En el 89 aparece con fuerza el Almería Club de fútbol, que se convierte en el conjunto más joven en la historia en alcanzar la división de Plata. Lo logra en la 94-95 tras superar en la liguilla a Valencia B, Racing de Ferrol y Beasain. Dos años dura en esa categoría.

Los problemas económicos del Poli y deportivos del CF aconsejan su fusión en 2001, naciendo por fin la actual Unión Deportiva Almería. En 2002 suben a Segunda en Pontevedra y, tras consolidarse, dan el salto de calidad definitivo en 2007 –ya jugando en su nuevo estadio de los Juegos del Mediterráneo- de la mano de Unai Emery y con jugadores como Acasiete, Soriano, Uche, Corona o Bermejo. Ascienden ante la Ponfe con cuatro jornadas de antelación.

En su estreno en Primera –como UD se entiende- sobresale merced a la aportación goleadora de un joven Álvaro Negredo y el buen hacer de Emery. Su sucesor, Gonzalo Arconada es suplido por el carismático Hugo Sánchez, que consigue salvar de nuevo al equipo apoyado en Negredo (19 goles metió) otra vez y en Piatti.

En 2011 una mala campaña le devuelve a Segunda. Pasaron por el banquillo ese año Lillo, Oltra y Olabe. Curiosamente logran su mejor cota ese mismo año en Copa, llegando a semis donde son eliminados por el Barça.

Tras no alcanzar el play-off de ascenso en la 2011-2012, hace dos campañas  vuelven a subir de la mano de Javi Gracia tras dejar fuera en la ronda final a Las Palmas primero y al Girona después (en el último partido uno de los tantos lo anotó el ex cordobesista Charles, clave ese año).

Esta es la historia de un club o, más bien, los vaivenes de una ciudad que ha conocido casi todos los nombres posibles para sus representativos futboleros y cuyos aficionados disfrutan ahora de tiempos de absoluta bonanza.

Etiquetas
Publicado el
5 de febrero de 2015 - 01:07 h