Rocío Gálvez: “Ojalá que mi tierra esté pronto en Primera División”

Rocío Gálvez, en un partido con el Levante Femenino | LEVANTE UD FEMENINO

Sin duda alguna, es una de las mejores jugadoras cordobesas en la historia. A pesar de su corta edad, Rocío Gálvez (Córdoba, 1997) ha pasado por tres clubes históricos de LaLiga (Real Betis, Atlético de Madrid y ahora Levante, aunque tuvo un paso por la cantera del Sevilla) y ya tiene dos títulos en su palmarés: una Copa de la Reina y una Liga Iberdrola, ambos con el Atlético. Actualmente, en una nueva etapa en el Levante, la zaguera es una fija para María Pry, que ha sabido explotar su potencial al máximo en esta campaña, hasta el punto de ser el primer equipo después de los gigantes Barcelona, que cuenta en su casillero con 21 victorias, y Atlético Madrid, que aventajaba a las valencianas en cinco puntos. Es un pilar fundamental en la tercera defensa menos goleada de la liga y ha sido titular en absolutamente todos los partidos, incluso marcando dos goles. Toda una defensora que no deja lugar a la duda en cuanto a su rendimiento actual y futuro.

La internacional española valora la gran temporada de su Levante, que ha sido una de las revelaciones junto al Deportivo Abanca.“Nos hemos quedado a cinco puntos, es una pena que haya tenido que terminar ya la liga por el coronavirus pero estábamos cerca del Atlético. Quedaban muchos puntos pendientes pero al final ha tenido que terminarse la liga y esperemos que el año que viene sea mucho mejor” asegura Rocío Gálvez a CORDÓPOLIS, miembro destacado de la alternativa a los dos colosos por antonomasia de la competición. Según la jugadora cordobesa, la clave para que las levantinistas se alzaran hasta la tercera posición es, además de una buena defensa, el sentimiento de unión en toda la plantilla.

“Sabemos que metiendo goles se ganan los partidos pero defendiendo se pueden conseguir también puntos. Ha sido clave la presión tras pérdida, puedes perder el balón pero, sobre todo, tienes que recuperarlo y así poder conseguir goles”, afirma la defensa de 23 años. El cuadro granota no ha tenido un papel destacado en el plano goleador, pero sí sus tantos han estado repartidos entre varias jugadoras y una férrea defensa ha evitado encajar mucho más. En cuanto a la final abrupto de la Liga Iberdrola, Rocío Gálvez es rotunda y asevera que “el masculino corre el mismo riesgo que nosotras y también se están jugando los play off de infantiles, juveniles. Si se supone que somos tan profesionales como se dice, podríamos haber continuado esa liga”.

El comunicado de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) en cuanto a las categorías profesionalizadas del fútbol español no ha convencido del todo al grueso de jugadoras que componen las primeras categorías del ámbito femenino. Profesionalizada, que no profesional. Rocío Gálvez incide en esta diferencia y comenta que en el organismo presidido por Luis Rubiales “son mucho de palabras y no de hechos. Llevan diciendo de principios de año que el femenino es profesional y aquí estamos, sin jugar la liga y está cada una en su casa. Son palabras y no son hechos y ojalá seamos profesionales como tanto dicen”. El Levante, en esta situación anormal provocada por el coronavirus, no ha aplicado el Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE). En su defecto, la primera plantilla masculina vio reducido su sueldo un 20% su sueldo para evitar dicha situación y paliar las consecuencias. “En el club nos han apoyado en todo momento, nos dijeron que íbamos a seguir igual, como siempre, y es de agradecer muchísimo al club”, manifiesta Gálvez.

La pandemia ha obligado a la defensora cordobesa a fortalecerse mentalmente al estar tan lejos de su familia. Aun así, ello no ha evitado que les eche de menos, afirmando que “estoy deseando volver a mi casa. Llevo casi cuatro meses sin ver a mi familia. Ahora mismo estamos entrenando después de tanto tiempo sin tocar un campo y hasta julio o por ahí no terminamos y estoy deseando volver a mi tierra”. Su tierra, que tiene un equipo femenino en la segunda categoría del fútbol español, tiene mimbres y ambiciones para llegar a la máxima categoría y la levantinista asegura que “ojalá que mi tierra esté pronto en Primera División y que pueda ir allí a disfrutar los partidos. Para mí sería un honor enfrentarme al Córdoba”. Por el Levante, que no quede. Será el turno del Córdoba Femenino de dar un paso hacia delante.

Etiquetas
stats