Radiografía del caos en el Córdoba

León, en el centro de una crisis en el Córdoba.

Jesús León, Carlos González, Enrique Rodríguez Zarza, Joaquín Zulategui, Magdalena Entrenas, Luis Oliver... Los protagonistas del día a día del Córdoba no son los futbolistas. “Queremos que se hable de fútbol, pero por desgracia no es así”, lamentó Javi Flores, capitán del equipo, en una comparecencia en la que tampoco se habló de fútbol. Los jugadores no cobran sus sueldos. Ni las jugadoras. Ni los técnicos de los equipos formativos. Ni los empleados del club. Parece que algunos sí y otros no. Quién sabe.

La rutina en la casa blanquiverde es un disparate permanente. La jornada de este pasado miércoles, con actividad en los juzgados, denuncia de un club que lleva el nombre de su jugador más legendario (Juanín), rueda de prensa de la primera plantilla para reclamar por impagos, noticias de venta de la sección femenina, previsible huida del director deportivo, llamamientos a la movilización de los aficionados y reacciones de los políticos, entre otros episodios, fue particularmente intensa y delirante.

Hay opacidad y miedo entre los muros de El Arcángel, un recinto que para muchos es una auténtica sala de torturas. El club  más emblemático de la ciudad vive una crisis global sin precedentes. Todo que podía ir mal va peor. En lo deportivo, lo económico y lo social. No hay esfera que no esté afectada por la putrefacción de una gestión fracasada. En el centro de todo este apestoso tinglado se sitúa la figura de Jesús León, presidente y máximo accionista -aunque sin terminar de pagar el producto- de una entidad histórica que ha vuelto a saltar al ruedo mediático nacional por su descacharrante gestión. Ya nadie mira como si fuera a un demente a quien advierte que la desaparición es algo más que una amenaza.

Se avecina un final de año especialmente caliente en el Córdoba, que está en plena convulsión en todos los órdenes. Lo que surja de esta catarsis está por ver. El cordobesismo, de modo mayoritario, reclama un giro radical para sacar al club de una de las fases más deprimentes de sus 65 años de historia.

Una maraña judicial en pleno apogeo

El 13 de diciembre es la fecha subrayada en rojo en todas las agendas. En el Juzgado número 102 de Madrid tendrá lugar la vista referente a la petición cautelar de administración judicial reclamada por Azaveco -Carlos González- para la gestión del Córdoba. El empresario, que reclama la propiedad del club por el impago de Aglomerados (Jesús León) en la fecha pactada, pide esta medida hasta que se dirima quién es el dueño del paquete accionarial. De lo que suceda en ese Juzgado dependerá buena parte del futuro a corto plazo del Córdoba.

González sigue sumando victorias judiciales. La Audiencia Provincial de Córdoba tumbó la segunda querella de León y del club contra el tinerfeño por una supuesta administración desleal. Con el abogado Enrique Rodríguez Zarza al frente, León continúa armando querellas que le permiten retrasar pagos y erosionar la figura de González, quien ya ha declarado que no regresará “jamás” al Córdoba como presidente y que su pretensión es “defender” sus intereses: cobrar el resto de lo que firmó (4'5 millones) y buscar la mejor venta posible para un Córdoba cuyo valor se ha depreciado de modo brutal desde que lo gestiona León.

La plantilla se planta por los impagos

La plantilla del Córdoba compareció en la sala de prensa de El Arcángel para denunciar la situación de impagos por parte del club, que les adeuda dos nóminas. El capitán, Javi Flores, ejerció como portavoz del colectivo para realizar un llamamiento “a quien corresponda” para que “pongan orden en el Córdoba”.

La decisión de exponer públicamente su malestar por las deudas acumuladas la tomaron los futbolistas después del entrenamiento matinal en la Ciudad Deportiva, realizado a las órdenes de Raúl Agné. Los capitanes mantuvieron una conversación con el director deportivo, Alfonso Serrano -que sopesa una oferta del Oviedo para salir del club andaluz-, y con el secretario técnico, Rodríguez de Cózar.

Javi Flores expresó que la medida pretende “expresar lo que sentimos”, pero no se han planteado aún otro tipo de protestas porque “hay que centrarse en que el sábado hay partido”, si bien indicó ante los periodistas que “la preocupación máxima” que tienen es que no ven “solución al tema”. El capitán cordobesista dijo que la salida de jugadores del plantel en el mercado invernal será “una cuestión personal de cada uno” y que quieren ver “cómo van las cosas” después de reclamar el pago de sus sueldos, que no solo afecta a los jugadores sino a la mayor parte del personal del club.

“Quiero ser positivo y pensar que estamos pasando por una mala época y pronto se solucionará”, finalizó el jugador tras exponer una situación que está siendo examinada por la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE).

La afición se solivianta y organiza movilizaciones

Campañas en redes sociales, encendido de linternas, abucheos sistemáticos, quedadas en la puerta del estadio... El ritual de las protestas cordobesistas ha ido subiendo de graduación y para este próximo sábado, con motivo del partido ante el Villarrobledo, la plataforma Córdoba Somos Nosotros -que engloba a más de treinta colectivos cordobesistas- ha convocado nuevas movilizaciones. “Es momento de que esta ciudad, sus políticos, ex futbolistas, asociaciones y afición despierten”, expresan.

La plataforma ha instado a los seguidores de club a través de un comunicado para hacer un recibimiento al equipo y mostrarle su apoyo para “hacerles ver que no están solos”. A continuación, irían a manifestarse en la Puerta 0 para “mostrar y gritar nuestra más enérgica repulsa por la situación en la que está el club”.

Anima además a todos los cordobesistas a asistir al partido (sábado, 19:00 horas) con “carteles o pancartas” contra la gestión de la entidad para mostrar “su descontento” contra el “supuesto máximo accionista”. Jesús León no estará en el palco, ya que cumplirá el cuarto y último partido de su sanción por haber insultado y amenazado al árbitro en el túnel de vestuarios del estadio Nuevo Mirador de Algeciras.

https://twitter.com/canblanquiverde/status/1192073367433752576?s=20

La chirriante situación deportiva

El último partido disputado por el Córdoba fue esperpéntico. Cayó derrotado por 2-1 en el Estadio El Prado ante el Talavera -en puestos de descenso- y ofreció una imagen bochornosa, añadiendo una jornada más sin vencer lejos de casa. Esta temporada no lo ha hecho aún en Segunda B. Lleva ya más de ocho meses sin hacerlo lejos de El Arcángel.

El Córdoba necesita ganar con urgencia para no despegarse más de la zona de play off. Las declaraciones de Raúl Agné, en su segundo partido al frente del equipo tras haber suplido a Enrique Martín, que se fue en extrañas circunstancias y tampoco ha cobrado, fueron reveladoras.

https://cordopolis.es/2019/11/03/un-candidato-de-mentira/

¿Qué sostiene a León en el cargo?

León permanece alejado de la escena pública. La semana pasada salió a realizar declaraciones el abogado -del club- Enrique Rodríguez Zarza, que anunció una comparecencia para esta semana del director financiero, Francisco López, para dar información sobre la situación económica. El consejero no ha aparecido. Quienes sí lo han hecho han sido los jugadores -y otros acreedores- para exponer sus críticas por no haber cobrado.

Inmerso en una batalla judicial contra Carlos González por la propiedad del Córdoba, con frentes abiertos con otros extrabajadores del club y los niveles de crédito y credibilidad a ras de suelo, León sigue aferrándose a la esperanza en quién sabe qué para perpetuarse como piloto de un proyecto que ha descarrilado con estrépito.

Atrincherado junto a su cada vez más reducido séquito de defensores, el empresario montoreño debe lidiar además con las reclamaciones de los acreedores de su empresa, Grucal, y la presumible avalancha de salidas del club -el primero fue Enrique Martín- ante una situación de falta de liquidez que impide que haga frente a los pagos. “Son decisiones personales de cada jugador, que verá lo que más le conviene”, dejó dicho el capitán Javi Flores ante los periodistas tras el plante de la plantilla a propósito de la falta de cobro. Van camino del tercer mes. El nombre del Reus suena como un eco macabro a la orilla del Guadalquivir.

Etiquetas
stats