Un Ceuta eficaz acaba cruelmente con el Ciudad de Lucena

Lance del choque entre el Ciudad de Lucena y el Ceuta

0

Se acabó el sueño del Ciudad de Lucena. Además, de una manera vil y despiadada, propia de un guion del mejor drama cinematográfico. El conjunto celeste no podrá llegar a la Segunda RFEF para la próxima temporada. Ante ellos se ha cruzado el peor de los enemigos: la ineficacia ante puerta del rival en los momentos clave. Así, el Ceuta accede a la final por una plaza para llegar a la futura cuarta categoría del fútbol español con sólo tres disparos a puerta; en cualquier caso, una estrategia loable y que le ha valido para seguir soñando, a diferencia del Ciudad de Lucena de Dimas Carrasco.

Las oportunidades de Michael Conejero y Juan Delgado como avisos lucentinos para abrir boca en el partido. El cuadro cordobés dominaba y Álex Lázaro era un mero espectador del encuentro, pero Benji se encargó de que esa situación pasara a mejor vida. En una jugada embolicada tras saque de esquina, el lateral hispano dominicano tocó el último para introducir el balón al fondo de las mallas, en lo que fue la primera ocasión clara del cuadro de José Juan Romero. De hecho, los jugadores caballas se marcharon con tal botín al descanso, si bien el último cuarto de hora lucentino fue de querer empatar cuanto antes.

Esa actitud se tradujo en el gran reinicio del Ciudad de Lucena, con la necesidad de resarcirse. Prueba de ello fue el cambio de cromos de Dimas Carrasco en el descanso, con la salida de un desacertado Toni Pérez y la entrada de Mario Ruiz. El equipo empezó a carburar y carburar y encontró premio en una de los primeros acercamientos. Fue desde el costado y el protagonista, mexicano. Alan Araiza empujó en el segundo palo dentro del área pequeña un centro desde el flanco derecho, todo para regocijo y alegría de la afición celeste agolpada en el Estadio Ciudad de Lucena. Sólo habían discurrido cinco minutos de la segunda parte y todo volvía a estar igualado..

El balón iba circulando de lado a lado y las permutas de Dimas Carrasco iban en busca de revertir el empate antes de posibilitar la prórroga. El cambio en la posición de nueve de Juan Delgado para dar minutos a Maero iba encaminado a eso, siendo el último un experto rematador en la zona de castigo. De hecho, en los minutos finales de los primeros 90, el estepeño tuvo una ocasión bajo su especialidad, pero el balón se marchaba fuera. El Ceuta, mientras tanto, aguantaba las acometidas cordobesas y la resistencia ceutí obtuvo fruto: centro al área y gol en el descuento de Ismael César, bajo el estupor absoluto y escenario desolador de todo el colectivo celeste. Palo duro, jarro de agua fría para el Ciudad de Lucena, que esperará al próximo año para volverlo a intentar. Mientras tanto, un Ceuta tremendamente eficaz sigue con su sueño particular.

Etiquetas
Publicado el
30 de mayo de 2021 - 22:23 h
stats