El Córdoba se viene arriba y ya es líder de Segunda

Los jugadores del Córdoba festejan el primer gol | LFP
Xisco y Pineda sellan una valiosa victoria en Lugo y disparan en la tabla a los blanquiverdes | El equipo de Oltra comparte la cabeza con Osasuna tras una actuación eficiente

Pues ya es líder. Así, como quien no quiere la cosa, jugando con un estilo que no encandila pero funciona. Comparte la cabeza -y el puesto de ascenso directo a Primera- con Osasuna, al que empató en El Sadar. Ha sido el único partido que no han ganado los de Oltra de los últimos cinco. En esta brillante racha han soportado los rigores de la competición -lesiones, sanciones...- y las dentelladas del virus FIFA llevándose a piezas clave como el meta Razak o el punta Florin. Ninguno de los dos ha estado en Lugo, pero el Córdoba ha sobrevivido. El manejo de las situaciones complejas está siendo magistral por parte de de Oltra, que sigue exprimiendo a tope el material con el que cuenta. El 1-2 costó sangre. El Lugo no había recibido ni un solo gol en el Anxo Carro en lo que va de temporada. El Córdoba le hizo dos y se llevó tres puntos que saben a gloria pura. Queda mucho por delante y no faltarán los profetas del apocalipsis para avisar de tormentos futuros. Pero el presente es sobresaliente y este equipo, con sus taras y carencias, pero con su orgullo, está dando en las últimas semanas un rendimiento irreprochable.

Al final, Oltra optó por la modificación menos invasiva en un once en el que faltaba Héctor Rodas, un titular desde el minuto uno de la competición. El valenciano colocó al lado de Deivid, como central, al canterano Rafa Gálvez. No tocó los laterales, donde siguieron dando el callo Stankevicius y Domingo Cisma, y en el centro del campo devolvió un lugar a Luso Delgado como compañero de un Markovic cada vez más importante. En los extremos hubo una alteración relevante: Nando, presente en todos los equipos iniciales, se quedó en el banquillo. Le tocó lidiar a Fidel, un futbolista del que se espera siempre algo distinto y especial. Al onubense no se le puede achacar que no lo intentara. Pero le sigue faltando algo. Algo parecido a lo que tiene Xisco, y que no ha perdido después de estar un mes apartado de la competición por una lesión. El balear sabe que todo el mundo le está mirando y eso no le hace sentirse incómodo sino todo lo contrario. Le han hecho capitán y ejerce como tal. Y, sobre todo, en el césped ha recobrado el pulso y la chispa. Al Córdoba le faltaba gol y él se lo dio en un momento clave, sosteniendo las aspiraciones del equipo.

No hubo nada sorprendente en la puesta en escena de los equipos. El Lugo, con el lastre de mas de trescientos minutos sin marcar un gol, salió a intentarlo con su estilo de siempre. Tocan la pelota y lo hacen de manera notable, pero arriba andan espesos o demasiado acelerados, como Jonathan Pereira, un experto en ascensos -con Villarreal, Betis...- que llegó como un refuerzo de lujo y parece no encontrar el sitio. El Córdoba, que habitualmente no andaba demasiado fino en sus movimientos ofensivos, se pertrechó a la espera de su ocasión. Lo de siempre. Se esforzó en seguir haciendo bien lo que normalmente le sale y se encomendó a la velocidad de De Tomás, la calidad de Xisco y la divina providencia en ataque. Tuvo una primera ocasión en las botas del ex madridista, que remató raso y sobre la marcha un servicio de Pedro Ríos. Salió fuera.

El equilibrio se quebró en el minuto 19. Un centro largo de Manu le pasó por encima a Rafa Gálvez, que no acertó a medir la distancia, y Pablo Caballero, a su espalda, tocó la pelota con la testa para bajarla y fusilar a Ismael Falcón. La racha de imbatibilidad del Córdoba se rompió y el destrozo estuvo a punto de ser mayor apenas unos segundos después, cuando un despiste colectivo estuvo a punto de provocar el segundo tanto en una acción de Sergio Marcos. Pero el Córdoba se restableció, recompuso el gesto y golpeó con clase. Sasa Markovic filtró un pase espectacular a Xisco, que se metió entre los centrales y metió la punta de la bota con suavidad para elevar la pelota lejos del alcance de José Juan. Una exquisitez. De ahí al intermedio, poco más. Tensión, mucha. Ocasiones, menos. En el minuto 41, el Lugo montó un ataque con más de un minuto de pases sin que el Córdoba la viera. Terminó todo el episodio con un tirito raso que detuvo Falcón. La gente aplaudió mucho.

Tras el intermedio, el Córdoba lo pasó francamente mal. Se podía esperar. El Lugo encontró una buena vía para hacer daño en la banda derecha, donde Marius Stankevicius fue superado con más frecuencia de la deseada. Por fortuna, atrás estaba Ismael Falcón, que tuvo un par de intervenciones milagrosas, y una línea de zagueros que no tuvo contemplaciones a la hora de sacarse el balón de encima. Puede que algunos balonazos de Deivid o Cisma no fueran una oda a la belleza, pero resultaron tremendamente prácticos. A la contra sacó el Córdoba las garras en el minuto 54. Xisco se la deja a Markovic, que agarra la pelota, progresa y lanza un trallazo al borde del área que despeja José Juan. El rechace le llega de nuevo al serbio, que en plena carrera la toca de cabeza para enviarla por encima del larguero. Dos disparos a puerta en una sola acción del mediocampista balcánico. El Lugo sintió el miedo.

Campillo puso al Lugo cerca del segundo en una acción en la que le cogió la espalda a Stankevicius y lanzó un disparo que se marchó alto. Oltra sacó al campo a Pineda y el chileno logró, por fin, el gol soñado. Recogió un servicio de Pedro Ríos, se dio la media vuelta y lanzó un disparo que se coló por la escuadra. Un golazo que festejó con todo el exceso que la ocasión merecía. Con el 1-2 agarrado, el Córdoba se entregó a su especialidad. Defendió lo que ya tenía y no se lo dejó arrebatar. Éste es el Córdoba de hoy. El colíder de Segunda.

FICHA TÉCNICA

LUGO, 1: José Juan, Israel Puerto, Seoane, Caballero, Campillo, Manu, David López (Abel Molinero, 59'), Sergio Marcos, Pau Cendrós, Jonathan Pereira y Dealbert.

CÓRDOBA, 2: Falcón, Stankevicius, Deivid, Rafa Gálvez, Domingo Cisma, Markovic, Luso, Fidel (Nando, 73'), Pedro Ríos, De Tomás (Jean Paul Pineda, 62') y Xisco (Víctor Pérez, 82').

ÁRBITRO: Ocón Arráiz (Comité Riojano). Amonestó con tarjeta amarilla a los locales Jonathan Pereira y Puerto y a los cordobesistas Domingo Cisma, Deivid y Rafa Gálvez.

GOLES: 1-0 (19´) Pablo Caballero.

1-1 (27') Xisco. 1-2 (78') Jean Paul Pineda.

INCIDENCIAS: Encuentro correspondiente a la octava jornada del campeonato de Liga Adelante, disputado en el estadio Anxo Carro de Lugo ante 3.705 espectadores.

Etiquetas
stats