Fidiana se frota los ojos: ¡El pabellón está abierto!

Sala de barrio de Fidiana | MADERO CUBERO

Los vecinos merodeaban por los alrededores entre la curiosidad y el escepticismo. Había luz allí dentro. Y se escuchaban sonidos clásicos: el rechinar de la goma de las zapatillas en el parqué, los golpes al balón, las consignas de los entrenadores, los gritos juveniles... Sí, había vida dentro de la instalación deportiva de Fidiana. ¿Quién dijo que no existen los milagros en Navidad? “Me da alegría ver que por fin se ha abierto. Por lo menos lo voy a disfrutar antes de morirme”, bromeaba tétricamente un vecino ya entrado en la tercera edad pero con un espíritu deportivo indomable. Porque el pabellón de Fidiana, bautizado como sala de barrio-polideportivo por cuestiones de uso compartido y responsabilidades institucionales a escote, ya está aquí. Por fin. Las obras se iniciaron en 2003. Después de un rocambolesco proceso, se terminaron hace cuatro años. Pero no se abrió. Y, sencillamente, el edificio se pudrió por dentro (y también por fuera). Tanto el presidente del Imdeco, Antonio Rojas, como la delegada de Educación de la Junta, Esther Ruiz, se congratularon por el desenlace de este tortuoso camino. “Ya está hecho. Ahora hay que pensar en el futuro y en darle uso a esta instalación”, declararon.

La apertura al público, en el marco de un programa navideño de actividades gratuitas, ha supuesto una respuesta -tardía hasta lo cómico, pero respuesta al fin- a las demandas del centro escolar del barrio y de toda la vecindad, que ha contemplado durante años la edificación como si fuera un ente extraño. No servía para nada más que para crear conflictos -que variaban según el color político de los litigantes- y, sobre todo, para que las personas con un mínimo de sentido de común se hicieran preguntas incómodas sobre qué complicados mecanismos rigen las relaciones entre instituciones cuando hay fuego cruzado y coge a los ciudadanos en medio.

Rojas ha explicado que tras la apertura de la sala de barrio, que se ha hecho oficial este martes -de una manera sencilla, sin demasiado bombo-, se prevé que la instalación esté pleno rendimiento -es decir, con horario completo (de 16.00 a 23.00 horas)- para febrero de 2017. Sobre el camino recorrido hasta conseguir abrir este equipamiento, que el Imdeco y la Delegación de Educación de la Junta de Andalucía gestionarán conjuntamente a través de un convenio de colaboración, Antonio Rojas ha admitido que hubo “muchas dificultades a la hora de poner en marcha la instalación, porque ha habido deficiencias que se han ido descubriendo conforme se ha ido trabajando. Cuando se levantó el suelo había grietas. Y muchas más de las que se podía prever”. Se hizo imprescindible, por razones de necesidad y pudor, un trabajo conjunto. “Las soluciones han venido de la mano de la Comisión de Seguimiento que se puso en marcha para facilitar la apertura del pabellón de Fidiana, así como de la Gerencia Municipal de Urbanismo, que ha solventado los problemas técnicos; del personal del Imdeco y de la comunidad educativa del IES, y del esfuerzo de todas las personas y entidades que han sumado”, ha apuntado.

Por su parte, la delegada de Educación, Esther Ruiz, ha valorado que la sala de barrio-polideportivo del IES Fidiana se abra a la ciudadanía. “Es un espacio de todos y de todas que abrirá sus puertas a través de un convenio único en Andalucía entre el Ayuntamiento de Córdoba y la Junta”. De esta manera “damos respuesta a una demanda que también tenía el barrio, que va a ganar un nuevo espacio deportivo y social para la promoción de actividades”. Ruiz ha subrayado que los alumnos del IES Fidiana llevan ya varios meses disfrutando del pabellón deportivo, puesto que “las instalaciones del antiguo gimnasio fueron objeto de una obra de adaptación para poder impartir, en dos aulas nuevas, el Ciclo Formativo de Grado Superior de Asistencia a la dirección y el Ciclo Formativo de Grado Medio Sistemas Microinformáticos y Redes”.

“Hoy podemos ver los frutos de un compromiso expreso del Gobierno andaluz y la actual corporación municipal”, ha indicado la delegada de Educación, quien ha destacado la buena coordinación que ha habido entre el Ayuntamiento y la Junta, a través de la Agencia Pública Andaluza de Educación, en esta nueva etapa. Ruiz ha agradecido también el esfuerzo realizado por la comunidad educativa del IES Fidiana a lo largo de todo el proceso.

Después de esta semana de actos especiales, que culminarán con una fiesta el día 7 de enero, la sala de barrio entrará en una dinámica de uso muy novedosa. Será utilizada en horario lectivo por el alumnado del instituto en exclusiva, mientras que el resto del tiempo estará abierto a los vecinos. El convenio entre el Ayuntamiento y la Junta de Andalucía recoge que cada administración se hará cargo de los gastos de funcionamiento de la sala de forma proporcional al grado de uso. Así, los gastos de luz, agua, mantenimiento, reparaciones o limpieza correrán a cargo del Imdeco en un 70%, mientras que a la Junta le corresponderá el 30% restante.

La programación especial de Navidad, de inscripción gratuita, mantendrá la sala de barrio abierta de martes a viernes, en horario de 10:00 a 14:00 horas. Además, los martes se abrirá por la tarde, de 16:00 a 19:00 horas. Por último, el sábado 7 de enero se celebrará una fiesta deportiva durante toda la mañana. Estos días se ofertarán actividades deportivas, para las que habrá que inscribirse previamente, como voley, fútbol sala, balonmano, gimnasia rítmica, tenis de mesa, bádminton, judo, karate, pilates, zumba, yoga y una escuela de espalda. Un poquito de todo para arrancar. Larga vida al pabellón. Tanta, al menos, como tardó en abrir las puertas.

Etiquetas
stats