Florencia: los nombres del perfume

Florencia.

Florencia. La perfección del Renacimiento. La buena vida de la Toscana. El empacho estético de Stendhal. El David. Un capuchino en la plaza de la República con un corazón dibujado en la crema. El Puente Viejo. Las colinas circundantes. El Arno. Dante. Los frescos de Santa María Novella. La sinagoga que recuerdo dorada y azul. El mercado de productos ecológicos en la Plaza del Espíritu Santo. Gentes que conservan la belleza de los rostros de Botticelli. La Semana de la Moda Pitti Immagine. Cavalli, Ferragamo, Pucci, entre los diseñadores emblemáticos. Y los nombres del perfume... Porque Florencia es una ciudad discretamente consagrada a la alquimia del arte olfativo.

Si tuviera al alcance unas vacaciones, regresaría sin dudarlo a Florencia y el perfume, la gastronomía -y sus vinos-, los museos y las rutas por los alrededores llegarían a la vez y por añadidura. Pero el tour que aquí se propone es de pirámide olfativa y esencias preciosas y apto para viajar virtualmente a golpe de clic, curioseando aquí y allá las creaciones y los nombres de la perfumería florentina.

¿Quiénes son los perfumistas y cuáles las casas centenarias de las esencias y las aguas de colonia de Firenze?

Lorenzo Villoresi es un florentino esencial en el mundo de las fragancias niche, del trabajo artesanal y el empleo de materias primas seleccionadas y de alta calidad. El iris de la Toscana, sus viajes a países de Oriente en busca de las especias, el incienso o el oud más exquisitos, lo definen, de igual manera que su obra divulgativa y trabajos de investigación en torno al significado y el arte del perfume. Teint de Neige es una fragancia empolvada y de culto para seguidoras que difícilmente confiesan el perfume que llevan, aunque otros prefieren Alamut y la ruta oriental de la obra de Villoresi.

Están a la venta en su tienda on line y en espacios como Laconicum, Bomonde, Isolée o Le Secret du Marais. Santa María Novella es una institución en Florencia, el templo de la perfumería con cuatro siglos de historia, el vértigo de sentirse en un paraíso de la farmacia aplicada a la cosmética y el baño, la elegancia de los frascos y la tipografía vintage, el paraíso del jabón, unido a la certeza de que un agua de colonia de Santa María Novella doy fe de que preserva durante años su exquisito y natural aroma. Afortunadamente, existen franquicias en nuestro país en ciudades como Madrid y Valencia en las que conocer de primera mano sus productos, aunque la visita a la sede y el museo de Florencia es una parada de interés si visitamos la ciudad.

I profumi di Firenze es nombre de leyenda en el universo de fragancias minoritarias. En pleno centro de la ciudad existe una farmacia que elabora estos perfumes a partir de unas fórmulas halladas por fortuna por el farmacéutico Giovanni Di Massimo en el sótano del establecimiento tras la inundación de 1966. Aquellas valiosas recetas encargadas por la familia de los Medici y de la perfumería clásica renacentista dieron lugar a esta casa que se encuentra entre las más prestigiosas y deseadas, hasta el punto de que posee seguidores en Estados Unidos que acumulan frascos de su perfume de vainilla de Madagascar. Dicen que fueron aromas elaborados para Catalina de Medicis, verdad o leyenda, lo cierto es que son exquisitos, en contraposición a la infausta memoria de Catalina y su papel en la terrible noche de San Bartolomé.

Aquaflor es otra firma indispensable en Florencia. Sileno Cheloni, el perfumista que fusiona la estética y la espiritualidad, ha concebido este taller de diseño de fragancias a medida aunque ofrece una colección amplia de perfumes creados por él en el catálogo permanente. Aún recuerda la emoción que sintió al adquirir su primer perfume, Azzaro, y su temprana decisión de llegar a ser maestro perfumista. En su taller podemos experimentar las fragancias y elegirlas con calma o encargarle un perfume personalizado. Sileno se ha resistido a tener página de venta on line, pero confiesa que es la única manera de que sus clientes, después de conocerlo en Florencia y hacerle algún encargo, puedan seguir adquiriendo su perfume.

¿A qué huele ahora Florencia? Felicidad, belleza, amor, aventura, viajes, puede ser eso.

Nota: Las menciones a marcas y productos no llevan aparejada ninguna contraprestación.

Etiquetas
Publicado el
27 de febrero de 2016 - 09:35 h