Un mundo desconocido

Plaza de la Corredera vacía | TONI BLANCO

Desde la Guerra Civil Española, todos los habitantes de este país no se han visto sacudidos a la vez por algo tan importante como lo que nos está pasando ahora mismo. 47 millones de españoles, 800.000 cordobeses, tienen la orden y la responsabilidad de quedarse en su casa para evitar que varios miles de compatriotas mueran en las próximas semanas.

Casi sin enterarnos, en pocas horas, nuestra vida ha cambiado para siempre. Aunque no nos demos cuenta aún. Llevamos, si acaso, un día en cuarentena. O ni eso. Porque este sábado salimos, a veces en masa, a comprar comida antes de antrincherarnos definitivamente.

Por delante nos quedan semanas que van a ponernos muy a prueba. Los italianos repiten estos días una frase que me encanta. "A nuestros abuelos los sacaron de casa para ir a la guerra. A nosotros nos están pidiendo que nos quedemos en casa". Pero está claro que van a ser muchos días, que muchos negocios se van a resentir (conozco ya demasiados casos de gente que ha sido despedida), que la economía no va a soportar esto y que el mundo que viene va a cambiar.

Jamás hemos vivido un estado de alerta. Ni una guerra. Quedan solo un puñado de supervivientes a lo que ocurrió en 1936, desgraciadamente. Y no tenemos ni idea de por dónde va a salir esto.

De momento, la reacción de este sábado por la noche fue emocionante. Miles de personas saliendo a sus ventanas aplaudiendo el esfuerzo de los sanitarios, que literalmente van a dar todo lo que puedan por salvarnos a todos.

El mundo ya ha cambiado.

Etiquetas
Publicado el
15 de marzo de 2020 - 09:14 h
stats