Vacaciones de regla

Me ha causado cierto sorpresa el revuelo de estos días en varios medios de comunicación entre aguerridos tertulianos y militantes de partidos progres, ante la noticia de que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, no tomará su correspondiente mes de vacaciones porque cree que deben ser voluntarias. Sin duda, es  

bonito pasar el mes de agosto en Madrid y más si tienes aire acondicionado a todo trapo en tu oficina... Pero sin duda, no entiendo el motivo de las críticas ya que no deja de ser un derecho, y como tal, se puede disponer de él o no a criterio de nuestro libre albedrío. Sí quiere dar ejemplo de trabajadora incansable que lo de, otros empleados subirán a Facebook sus fotos en el chiringuito o pies en remojo en la playa.

Afortunadamente, sí afortunadamente, los derechos del trabajador en España reconocen 30 días libres por año trabajado de vacaciones pagadas, derechos que conquistaron los movimientos sociales y sindicatos hace muchos años y con mucho esfuerzo. ¿Pero saben qué? Ese derecho no es universaluniversal, en países como México no existe tan benévola ley del trabajador y no se conceden nada más que 5 días libres pagados por año trabajado y siempre que lleves ya un año laborando en esa empresa, si no se pierde toda antigüedad. Por lo tanto, allí un alto porcentaje de la población activa no dispone, ni muchísimo menos, de quince días de asueto en pleno mes de agosto... Con suerte tendrán 15 días libres en todo el año.

Evidentemente, también conozco muchos amigos mexicanos que no toman un día libre y tratan de acumular sus vacaciones para viajar alguna vez en su vida- como aquel que acude a la Meca- a un largo recorrido turístico por varios países de Europa, incluida España.

Curiosamente tampoco en los derechos del trabajador mexicano se conceden días por operación o enfermedad de un familiar. Y he aquí una noticia que sí ha causado cierta sorpresa sobre todo mirando desde el prisma de la desigualdad de género y el machismo imperante en un país como México. Atención, que esto podría incluso ser una propuesta podemita en breve... Desde el 30 de junio un Tribunal del Estado de México concede un día libre a sus trabajadoras mujeres debido a los dolores menstruales. Tenemos que aclarar que la presidencia de este tribunal la ostenta Myrna García Morón, una mujer, que trabaja por la igualdad de género: "La congruencia nos llama a no solo emitir sentencias que tengan que ver con perspectiva de género, sino también preservar la salud y la dignidad de

nuestros servidores públicos". No son excluidos los caballeros, por supuesto, también se pueden tomar un día libre al mes por alguna afección fisiológica, algo que es como decimos, nada habitual en la normativa laboral del país azteca. Aquello no va a ser jauja en el Tribunal del Estado de México, la normativa solicita un procedimiento por el cual, evidentemente, hay que presentar un parte médico que indique la intolerancia de las molestias menstruales que se saldrían de lo normal y tolerable, asegura. En la línea de otros países como Japón, Taiwan o Indonesia que ya disponen de esta normativa, y más próximo, Italia debatirá incluirla esa próximo otoño.

Pues nada, para sorpresa de unos y crítica de otros, esto es lo que pasa en organismos públicos muy alejados en política y distancia, entre Madrid y México. Tanto en un caso como en otro siempre se tratará de un derecho y como tal podemos tomarlo o no. Si Cifuentes quiere trabajar que trabaje, tiene mucho que hacer en la Comunidad de Madrid, sino recordemos las deficiencias en sanidad pública, o si un día no soporta sus molestias menstruales pues a casa, como sentencia un Tribunal mexicano.

Etiquetas
Publicado el
24 de julio de 2017 - 00:34 h
stats