Los versos más serios de Ismael Serrano

.
El artista madrileño presenta su primer libro de poemas, 'Ahora que la vida', con letras que han dado lugar a algunas de las canciones de sus últimos discos

Un libro que destila letra callada. Sin banda que la acompañe. Y que recuerda a letras cantadas en conciertos. Así es Ahora que la vida, el primer libro de poemas del cantautor Ismael Serrano. El artista, en compañía de su padre, el periodista Rodolfo Serrano, ha presentado en La República de Las Letras "esta osadía" para quien se considera un amateur de la música.

Ahora que la vida dibuja un poemario que retrocede en el tiempo y que obliga al lector a revisar "qué es lo que realmente va en serio". Poemas que "guardan muchos destellos de los versos y la poesía que anidan en las canciones de Ismael", explica Rodolfo Serrano. Un título que es fruto de una doble realidad: la llegada a los 40 del artista y el nacimiento de su hija. "Ella es la que ha traído la luz de mi vida, lo importante. A veces nos paramos en cosas que no merecen tanta atención y desatendemos otras. Gracias a ella nacen Te vi y Ahora que la vida", explica el artista.

Ahora que la vida surge también un afán del artista por recopilar "todos aquellos poemas que se encontraban dispersos por las redes sociales y por cuadernos de casa. Me apetecía hacer un compendio y darles forma". Poner orden entre la belleza poética.

Tal y como afirma Ismael, "este libro me permite revisar de otra manera el ejercicio de la música", pero sin abandonar el carácter político y de denuncia que le caracteriza. "No pienso que tus canciones y poemas deban tener un componente político y social pero, si está, bienvenido sea. Y a mí me cuesta practicar el escapismo. Quizás en otras circunstancias era fácil pero, ¿ahora? Mires donde mires ves efectos devastadores de la crisis", explica Ismael.

A través de los 55 poemas que componen Ahora que la vida, el lector consigue conocer un poco más la historia de algunas canciones del artista o reafirmarse en lo que creyó cuando las escuchó. Además de los poemas de denuncia -A la hiena que acecha o Despierta- y de dejar claro su amor hacia Madrid, Ismael hace verso aquellos momentos que forman parte de cualquier historia de amor: un primer encuentro, una despedida o el alivio de sentir "que no pasa nada" aunque el cielo se caiga. Porque ahora llegas tú y me desordenas.

Etiquetas
Publicado el
18 de diciembre de 2015 - 09:19 h
stats