El Consultivo desbloquea la madeja jurídica que impedía reiniciar las obras del Salón Rico de Medina Azahara

Salón Rico de Medina Azahara

El Consejo Consultivo ha dictaminado, finalmente, que la Junta de Andalucía puede readjudicar la obra para continuar con la restauración del Salón Rico de Medina Azahara. Con ese informe, vinculante, el gobierno andaluz puede continuar con unos trabajos que encargó en el año 2009 y que se paralizaron en el año 2012.

El Salón Rico fue construido en el siglo X y reconstruido en los años cuarenta del siglo XX por Félix Hernández. Entre 1975 y 1982 Rafael Manzano completó la obra, que pudo ser entonces contemplada por los turistas. En el año 2009, el Salón Rico del yacimiento arqueológico de Medina Azahara cerró sus puertas para someterse a unas obras de restauración. Desde entonces, la Junta trata de desbloquear una compleja maraña jurídica para rescindir el contrato de las obras y poder continuar con ellas. Ahora, el Consultivo le ha dado la razón y los trabajos podrán reiniciarse sin problemas.

De hecho, el gobierno andaluz ya tiene licencia para arrancar unos trabajos que ha comenzado, aunque de manera muy superficial. El gran problema está en el interior y no en el exterior, que es donde se está trabajando fundamentalmente.

El problema estaba en un bloqueo doble. Por un lado, la Intervención General de la Junta consideró que la adjudicación de la dirección de las obras de restauración no se hizo bien y no la puede validar. Por otro, el Gobierno andaluz continuó con una segunda fase de los trabajos y la empresa que los ejecutaba los suspendió por falta de presupuesto, una situación muy parecida a lo que ha ocurrido con los trabajos de reforma del Palacio de Congresos de la calle Torrijos. 

Los trabajos han vuelto a ser encargados a Antonio Tejedor, el que fuera el arquitecto responsable de la primera restauración. Tejedor cayó enfermo y fue sustituido por otra empresa. El proyecto se encareció un 10% y se solicitó un modificado de la obra que no se produjo, por lo que los trabajos se suspendieron. Ahora, casi una década después, el Consultivo le da la razón a la Junta y señala que la rescisión del contrato se hizo conforme a derecho.

Esta fase consiste en la restauración de las miles de piezas de atauriques del Salón Rico. El proyecto original contemplaba la reparación de humedades y el reemplazo del pavimento por la solería de mármol. No un mármol cualquiera: se iba traer el mismo mármol original, extraído de las canteras de Estremoz, en Portugal, que no solo vestía el suelo, sino también columnas y otros detalles ornamentales.

Etiquetas
Publicado el
24 de febrero de 2021 - 12:01 h