Paco Peña une África y el flamenco en su guitarra

El espectáculo 'Quimeras' se ensaya estos días en el Gran Teatro

Los vectores de los ritmos africanos y los palos flamencos tienen puntos donde se cruzan, áreas donde realmente se acercan y, en definitiva, elementos en común, aunque a veces puedan no ser fáciles de encontrar. El guitarrista cordobés Paco Peña ha investigado estos elementos que permiten interesantes aproximaciones en el espectáculo Quimeras. La obra se está ensayando desde agosto en el Gran Teatro.

"El flamenco son tres cosas: cante, baile y guitarra. Pero todo es uno. Todos los que hacemos flamenco entendemos que el lenguaje es rítmico. También hay cadencias musicales, pero todos participamos de lo mismo, cante, música y baile. Nosotros lo hacemos con nuestro vocabulario y nos adaptamos a lo que ellos expresan", ha explicado esta mañana el músico.

Ese ellos son los africanos, tantos los que viven en el continente como los inmigrantes que residen en Europa. Como reflejo de la vida real, Quimeras supone un esfuerzo de adaptación de unas culturas con otras. "Se hacen soleás, bulerías, tanguillos, seguirillas… muchas cosas flamencas. Pero insisto, nos acercamos a su música y ellos a la nuestra. Pero no dejan de ser palos flamencos".

Quimeras comenzará a girar el mes que viene por Europa, incluyendo Reino Unido, Irlanda, Holanda y Turquía.

Etiquetas
stats