El ministro de Cultura regresa a la que ha sido su casa en Córdoba durante los últimos diez años

José Guirao, ministro de cultura en una visita reciente a la Fundación Gala | MADERO CUBERO

“He venido a un lugar de querencia”. El ministro de Cultura, José Guirao, ha aprovechado su presencia en la ciudad este lunes en el que la directora general de la Unesco visitará Medina Azahara para acudir a la que ha sido su casa durante los últimos diez años: la Fundación Antonio Gala de la calle Ambrosio de Morales. En la fundación, ha visitado al escritor cordobés, su amigo, “al que hacía que no veía desde hace más de medio año”.

“Antonio está muy bien”, anunció, antes de concretar que su visita ha sido para ver “en qué podemos colaborar y empezar a hablar. ”Al margen de mi vinculación profesional“, fundaciones ”como estas hay muy pocas“, destacó el ministro, para el que se hace un ”modelo de convivencia y trabajo“ que ”hay que apoyar“.

“Su función es facilitar a los jóvenes creadores un espacio donde no tengan que preocuparse por otra cosa como su creación y que haya intercambio. Eso la hace especial y diría que casi única”, insistió.

Guirao fue preguntado también por los presupuestos. En el caso de Córdoba destacó el desbloqueo de la obra de la Biblioteca del Estado, que dispondrá de un presupuesto de 4,5 millones de euros y un plazo de ejecución de 18 meses. Su reinicio solo está pendiente ya de la licencia municipal, para lo que pidió agilidad a la Gerencia de Urbanismo. En cuanto al futuro Museo de Bellas Artes, espera que se concrete cuanto antes al responsable de Cultura en la nueva Junta y conocer sus prioridades en este tipo de infraestructuras.

Etiquetas
stats