Guille Galván: “Al acabar una canción me pregunto: ¿Dónde estabas, canalla?”

El selfie de Gille Galván.
El guitarrista y letrista de Vetusta Morla presenta el domingo en la Feria del Libro su primer poemario, 'Retrovisores', publicado por Bandaàparte

La editorial cordobesa Bandaàparte tiene una premisa: publicar a los no escritores. Es decir, a aquellos autores que han destacado en otras disciplinas pero no en la literatura. Y Guille Galván, letrista y guitarrista del grupo Vetusta Morla, encajaba como un guante en esta idea. El resultado ha sido Retrovisores, su primer libro de poemas, que este domingo presenta a las 20:00 en la Feria del Libro de Córdoba.

Asaltado por CORDÓPOLIS, responde rápido a un cuestionario vía mail y se saca un selfie en un aeropuerto para dar respuesta a un puñado de preguntas un poco raras.

PREGUNTA. ¿Es usted de usar mucho el retrovisor? ¿Literal o metafórico?

RESPUESTA. Sin retrovisores que confirmen tu posición, los aparcamientos suelen hacerse de oído, y eso siempre genera daños colaterales. Los retrovisores son muy útiles para reconocer no sólo cuál es tu espacio, sino también el de los demás. Son objetos que fomentan la empatía con el entorno.

P. Un retrovisor es un espejo diseñado para no mirarse. ¿Es usted poco narcisista?

R. La mirada no tiene por qué ser directa. Muchas veces nos identificamos más a través de los ojos de otros que de los nuestros. Además, ¿quién no se ha mirado en uno de ellos para maquillarse o colocarse el pelo?

P. Pero hay que ser un poco narciso para subirse a un escenario, ¿no?

R. Hay que tener algo entre manos y necesidad de compartirlo.

P. Su primer libro… ¿Dónde estaba todo ese material antes? ¿Por qué no había subido con usted a alguno de sus conciertos?

R. Eso mismo me pregunto yo cada vez que termino una canción o un poema: ¿Dónde estabas, canalla? ¿Y cuánto trabajo me ha llevado encontrarte? Los poemas y las canciones comparten fronteras, incluso techo. Son más promiscuos de lo que parece. Muchas veces se mezclan y uno ya no sabe cuál es cuál.

P. Retrovisores, su libro, ¿tiene banda sonora?

R. Claro, lo bueno de su banda sonora es que depende del lector y de su estado de ánimo, aunque en el poemario haya alusiones directas a Cohen o a Veneno.

P. Visitará Córdoba para presentarlo. ¿Las giras literarias cómo son? ¿Sexo, drogas y Baudelaire?

R. Por supuesto, estaré este domingo 17 en la Feria del Libro, a las 20:00, en el Bulevar del Gran Capitán. En las giras nos pasamos la vida esperando y cambiando los horarios vitales. Te acostumbras a vivir en ellas pero son duras. Las literarias son más pausadas, hay mucho tiempo libre y se puede disfrutar de los sitios.

P. ¿Algún poeta maldito de cabecera en su mesilla de noche?

R. Los libros de Teo de mis hijos.

Etiquetas
stats