García Baena glosa el 'fértil llano' de la poesía cordobesa

.
Pablo García Baena abre el ciclo “Góngora vivo” con el que empieza a caminar la Cátedra Góngora en su sede de la calle Cabezas

En la historia de la literatura hay un hilo sutil que une al gran poeta cordobés del Siglo de Oro con su paisano García Baena, el buque insignia del Grupo Cántico. Y no solo con él, sino con toda la riqueza lírica que emana de Córdoba, de este “fértil llano”.

El Soneto a Córdoba fue el poema elegido, leído y comentado por García Baena para abrir un ciclo que pretende mantener viva la obra de Góngora en la voz de poetas contemporáneos, de su interpretación y de su lectura. Esa es la intención de la Casa Góngora como apuntó su director, Joaquín Roses, que definió a García Baena como el mejor poeta posible para abrir el ciclo, un poeta muy activo a pesar de ser “un fugitivo del tablado público”.

El poeta de Cántico glosó la honda huella que ha dejado Góngora en la tradición poética de nuestra literatura de la que el propio García Baena es protagonista indiscutible y del soneto elegido para su comentario destacó cómo “Góngora supo poner el alma de Córdoba en catorce líneas y cómo plasmó la nobleza y el saber de sus gentes” antes de que lo hicieran los viajeros románticos que llegaron después.

El ciclo Góngora Vivo: cómo leen a Góngora los creadores de hoy continuará citando a poetas para interpretar al vate del Siglo de Oro, para seguir leyéndolo en este “fértil llano” al pie de estas “sierras levantadas que privilegia el cielo y dora el día”.

Etiquetas
stats