Sara Baras y Medina Azahara le ponen acento al inicio del 41 Festival de la Guitarra

Sara Baras

Vuelve el Festival de la Guitarra. Desde este viernes hasta el próximo 9 de julio, la música volverá a ser la protagonista de la oferta cultural cordobesa, que recupera, además, un activo definitorio: los cursos formativos que, desde su origen, han ido asociados a esta cita, que cumple 41 ediciones.

El festival cuarentón, uno de los más antiguos de España, tiene este año un presupuesto más alto (aunque insuficiente si se compara con otras citas similares) y un mayor número de conciertos que en la pasada edición. Este año ha pasado de 17 a 26. Iban a ser 27, pero, un año más, se ha producido una cancelación de última hora, que ha dejado al festival sin uno de sus cabezas de cartel. Este año ha sido Alan Parsons, que ha tenido que suspender su gira por problemas de salud.

La casualidad ha querido que sea entonces el gran Andrés Calamaro quien se arrogue el papel de nuevo cabeza de cartel de esta cita. El año pasado fue precisamente el astro argentino el que suspendió su gira por motivos pandémicos. Calamaro llegará a Córdoba tras haber metido 15.000 personas en el Wizink Center de Madrid, con la duda de si logrará llenar en Córdoba el Teatro de La Axerquía.

Su presencia es una de las más destacadas entre los veteranos, que vuelven a tomar el protagonismo del Festival de la Guitarra. Este año, vuelven a Córdoba como Al Di Meola y John Scofield, dos maestros de la guitarra a los que ningún festival centrado en este instrumento podría renunciar. Lo mismo se puede decir que Peter Bernstein, Mark Whitfield y Jesse Van Ruller, guitarristas cuya presencia está justificada en honor al espíritu del festival.

También vuelven a participar en esta cita los incombustibles Medina Azahara, Santiago Auserón (en este caso como Juan Perro) y lo hace por primera vez una estrella de la música española, Coque Malla.

Guitarricadelafuente, primer sold out

Este año, el festival también se ensancha: pasa de los escenarios habituales (Gran Teatro, Teatro de La Axerquía y Teatro Góngora, además del intermitente Patio de Los Naranjos), a llevar la música a emplazamientos como la plaza de San Agustín, la posada del Potro, el palacio de Orive, el palacio de Viana, la Casa Árabe, la Casa de las Campanas y el Museo Arqueológico.

En cambio, decae la oferta flamenca, dado que en 2022 se ha concentrado esta programación en la pasada Noche Blanca y en la programación paralela del Concurso Nacional de Arte Flamenco, que tendrá lugar en otoño, y de la que también se encarga el IMAE. Aún así, el festival lo abrirá una leyenda del arte jondo como es Sara Baras, y se ofrecerán dos homenajes a Paco de Lucía, uno en clave de música clásica por parte de EOS Guitar Quartet, y otro en clave flamenca por parte de Fran Tari, Manuel Herrera y Carlos Llave.

Más flamenco hay, aunque en pinceladas y como herramienta, en una de las propuestas pensadas para atraer al público joven: Califato 3/4, el colectivo sevillano que mezcla arte jondo, electrónica y rock andaluz en una propuesta que en Córdoba goza de muchos seguidores (en diciembre, llenaron la Sala M100, la de mayor envergadura que hay en la ciudad). En la misma clave de folclore y música electrónica, y con un éxito tremendo, se entiende la apuesta por Tanxugueiras, el trío gallego que viene de triunfar entre el público en el festival de Benidorm de donde ha salido la canción que representará a España en Eurovisión.

Y otro éxito de público juvenil es Álvaro Lafuente, un cantante, guitarrista y compositor nacido en Benicàssim, y que se ha convertido en un fenómeno en Youtube y Spotify bajo el nombre artístico de Guitarricadelafuente, y que tocará en el Gran Teatro, donde ha vendido todas las entradas con semanas de antelación. Al igual que llenan los teatros de toda España la Maravillosa Orquesta del Alcohol (M.O.D.A.), la propuesta más indie de este año, que compartirá escenario con los más clásicos (aunque siempre renovando público) Muchachito Bombo Inferno.

Uno de los conciertos más potentes y ajustados al espíritu del festival será, sin duda, el de la guitarrista Susan Santos, una de las escasas voces femeninas que tiene protagonismo este año en el festival. El resto de mujeres son Sara Baras; María Esther Guzmán y Lucía Martín; Susan Santos; la bailaora Ana Morales (en el espectáculo Albéniz Flamenco); María Kristina Kiehr; y Tanxugueiras.

Vuelve el programa formativo

Tampoco hay mucha más presencia femenina en el programa formativo, que vuelve este año tras el parón de 2021. En esta edición y en el área de Guitarra clásica el profesorado estará conformado por Joaquín Clerch, David Russell y Ricardo Gallén, mientras que el área de Guitarra flamenca, reúne a José Antonio Rodríguez, Dani de Morón y Manolo Franco.

Las clases de baile flamenco las impartirán Mercedes de Córdoba y Marcos Flores, mientras que el Programa contará también con un Laboratorio de Blues, con una formación instrumental en riguroso directo, impartido por músicos del Instituto de Música Moderna & Jazz , dirigidos por Rafa López, bajo el título Curso Integral de Blues e Improvisación. 

Se completa el área formativa con tres Clases Magistrales de afamados especialistas en sus respectivos campos: el cantaor David Pino y el musicólogo Faustino Núñez nos guiarán con el cante y la guitarra por los elementos con los que los flamencos construyen su música a través de Los palos del flamenco de la A la Z; mientras que el violinista Vasilis Kostas y el laudista Laith Sidiq mostrarán las herramientas creativas y las formas de unir los mundos musicales de la improvisación y la composición tradicional griega, árabe y contemporánea. Por último, cerrará este apartado el Jazz con tres de los mejores guitarristas en el panorama del jazz contemporáneo: Peter Bernstein, Mark Whitfield y Jesse Van Ruller.

Etiquetas
stats