Visibilizar el drama de las viviendas vacías en las pintadas

.
Inmuebles deshabitados lucen grafitis indicando que nadie vive en ellos

La ciudad de Córdoba tiene 17.562 viviendas vacías, según los últimos datos del INE. En el conjunto de Andalucía, se calcula que son 700.000. En un rápido paseo por la Axerquía, entre la Corredera y San Lorenzo, son numerosas las casas en las que no vive nadie. Antes se las podía localizar por el mal estados de sus fachadas, las ventanas tapiadas o las persianas siempre bajadas. Ahora se pueden encontrar por las pintadas que lucen en sus paredes descorchadas.

La imagen esquemática de una casa. Con su tejado a dos aguas y su asomo de chimenea a un lado. Y un mensaje: casa sin gente, gente sin casa, habitando su interior. Así es la marca roja, el sello identificativo que desde hace unas semanas lucen muchas de estas viviendas desaprovechadas. Un drama que se vuelve más sangrante cuando miles de familias han perdido el techo donde vivían a causa de los desahucios hipotecarios.

La campaña de denuncia y visibilización es anónima y no está reivindicada por ningún grupo concreto. Pero coincide en su crítica con el mismo extremo que lleva meses poniendo encima de la mesa plataformas ciudadanas como Stop Desahucios. Rafael Blázquez, uno de sus portavoces, reconoce la capacidad de sensibilizaciones que hechos así suponen. “Es indignate que miles de personas se vean en la calle cuando hay un parque de viviendas vacías tan enormes. Muchas de ellas son propiedad de los bancos”, afirma.

Las pintadas no describen la situación legal de las viviendas. No dicen si pertenecen a una entidad financiera o a un particular. Algunas de ellas, de hecho, lucen carteles de venta de empresas inmobiliarias. Pero a sus pies, en rojo y tinta de spray, simplemente se constata el hecho de que son casas vacías. Viviendas que podrían acoger a alguien y que no son el hogar de nadie.

Etiquetas
stats