La vida bajo techo (III): “Estoy harto de ver clientes que vienen a comprar varias veces al día”

.

“Mientras dure la vida, sigamos con el cuento”, animaba la escritora Carmen Martín Gaite. Seguimos recibiendo historias ciudadanas sobre esta crisis desde distintos puntos de Córdoba y del exterior. Éste canal se convierte en un lugar para que relates tu experiencia en estos días difíciles. Un espacio de denuncia, desahogo, ayuda e inspiración para los demás. Puedes escribirnos aquí.

Manuel Alférez, desde el Sector Sur

Trabajo en el supermercado Más de ronda de los Tejares, estamos tanto mis compañeros como yo muy expuestos a todos los clientes que pasan por allí. Los clientes no obedecen ni guardan una distancia de seguridad mínima como puede ser de un metro. Los clientes se ofenden si les dices que tienen que guardar una distancia mínima. Estoy cansado y harto de ver cómo los clientes que van a comprar aparecen varias veces al día por el supermercado. Hay clientes que simplemente van a por una o varias cervezas, cuando es de vergüenza salir de casa para comprar eso, es de primera necesidad una cerveza???, yo creo que no, a no ser que tu vida dependa de una cerveza. Deberíamos ser conscientes y hacer compras grandes y de primera necesidad para no tener que salir tanto de casa ni dar tantas vueltas por el supermercado. Tanta vigilancia por la calle como dicen y todavía no he visto a nadie que multen por salir de su casa ni nada por el estilo. Yo por ejemplo tengo mi justificante para ir a trabajar, si por mi valiera me quedaría en casa para no exponer a mis padres que son factores de riesgo. Un saludo y hazme caso por favor, quédate en casa.

María García, desde Parque Azahara

Para todos/as aquellos/as héroes/heroínas que nos acompañan:

Érase una vez una ciudad que de un día para otro quedó dormida. Los coches han dejado de pasear por las carreteras, los niños no se escuchan en la calle, las sirenas no se sienten, las risas de los bares se han quedado mudas, el silencio es nuestro mayor amigo en este momento.

Es aquí cuando llegaron nuestros héroes/heroínas, encargados de hacernos esta dura etapa más amena y confortable. En esta ciudad silenciosa la esperanza llega, y se queda, gracias a su trabajo.

Existen grandes personas y nosotros/as, los que estamos en casa sentimos una gran confianza por saber que están ahí. Los que estamos en casa, no podemos hacernos la idea de lo que realmente está pasando fuera.

Los días siguen pasando y la situación es cada vez más trágica. No podemos sentir ese beso, ese abrazo, esa mirada que tenemos todos los días y añoramos tanto ahora. Pero si podemos sentir y ver la fuerza de todos los sanitarios, la unión, la vocación y el sacrificio que llevan a cabo para que esta situación tan crítica pase pronto.

A las 20:00 ese silencio se rompe, una ciudad completa se une para apoyar y manifestar su agradecimiento a esas personas que no llevan capa pero sí una bata. Aplausos que llegan a su alma, que reconfortan y motivan a seguir en la batalla. Se rompe el silencio todos los días a esa hora, se vuelven a escuchar risas, música, sirenas…. Se vuelve a tener esperanza. Después de esto todo vuelve a ser como antes.

Como antes, sí, el silencio se apodera de la ciudad pero las luces de las habitaciones reflejan la esperanza de una sociedad unida.

En estos días, el sol sale cada mañana o la lluvia inunda los días de sol, pendientes de la televisión, esperamos recibir buenas noticias. Y así pasamos el día, leyendo, cocinando, montando un puzzle…. Y pendientes de la televisión. Por rutina no nos permite hacerlo.

Dentro de este revuelo, estamos siendo GRANDES. Como humanos que somos podemos mejorar multitud de cosas pero estamos tomando conciencia de la realidad vivida. Juntos, podemos salir de esta, juntos podemos conseguir lo que de verdad queremos: VOLVER A LA REALIDAD.

...Mientras tanto aquí seguiremos, esperando que sean las 20:00 para sentir la unión de todos/as, para mostrar nuestro cariño a nuestros/as héroes/heroínas, para que esta ciudad despierte y olvide el silencio en el que se sumerge…

Gracias a todos los sanitarios que están al pie del cañón.

Nati, desde Lucena

La clave es vivir esta crisis con optimismo y hacérselo llegar a los demás. Aquí os dejo a mi hija animando al barrio en la tarde de ayer sábado.

https://youtu.be/JWyHVCoan3E

Esperamos tu historia. Puedes escribirnos aquí.aquí

La vida bajo techo (II): "¿Para cuándo esa prueba que me diga si soy positiva en coronavirus o no?"

La vida bajo techo (I): " En nuestra mano tenemos más posibilidades de las que creemos"

Cargando…

Etiquetas
stats