El rescate de Rafa y su perra Tina cuando el incendio de El Calatraveño cercaba su casa

Aloisio y Rafa, el chico rescatado cuando estaba solo en casa al inicio del incendio.

Los momentos iniciales del incendio forestal declarado en el puerto de El Calatraveño, entre Espiel y Alcaracejos, este lunes, congregaron mucho peligro, por el viento y las llamas que se propagaron rápidamente conformando un importante incendio que aún se encuentra activo. En esos momento, Rafa -un adolescente de 13 años- y su perra labrador Tina, estaban solos en su vivienda, al estar sus padres fuera de la zona. El incendio obligó a desalojar casas diseminadas que estaban demasiado cerca del fuego, que luego las cercaría, y entre ellas, estaba la del chico, que fue desalojado con la ayuda de técnicos del Infoca y la Delegación de Desarrollo Sostenible de la Junta, con su delegado, Giuseppe Aloisio, entre ellos.

Aloisio ha recordado esos momentos de "mucho peligro" al inicio del incendio forestal y cómo, acompañado del director del Centro Operativo Provincial, Eduardo Nicolás, se habían dirigido hacia la zona del fuego. "Muchos nervios y mucha tensión, como en los primeros momentos de un gran incendio", relata para explicar cómo un vecino a pie de carretera les advirtió que en el flanco derecho del fuego había muchas casas de campo diseminadas.

"Nos metimos sin pensarlo por un camino rodeados por humo y llamas y fuimos casa por casa avisando a los vecinos. Son esos momentos dónde actúas sin más, movido por lo más importante, que es salvar vidas", dice. En especial, en su retina ha quedado la imagen de Rafa -"que en ningún momento perdió su temple"-, aunque sí que "estaba asustado porque no sabía qué hacer", y la de su labrador Tina.

"Estaban ambos solos en casa, al estar sus padres de viaje. El fuego se acercaba rápido. No lo dudamos. Entramos en el chalet y pudimos rescatarlos a tiempo. Buscamos y encontramos las llaves del coche de su padre y salimos hacia una zona segura". Poco después, y ya a salvo en una zona tranquila y alejada del fuego, el chico y su mascota se reunían con sus padres, ya de vuelta, y con más vecinos desalojados.

El desalojo de Rafa y el resto de vecinos de casas diseminadas a las que el fuego podía amenazar se produjo con un convoy conformado con escoltar de una patrulla de la Guardia Civil y técnicos de Medio Ambiente. El fuego llegó a la vegetación cercana a las casas desalojadas, pero sin afectar a estas, según explica Aloisio.

Mientras, un contundente despliegue de medios aéreos del Infoca y los hidroaviones del Ministerio de Transición Ecológica ponían todo su empeño en frenar el incendio, mientras decenas de bomberos -muchos llegados de otras provincias andaluzas-, lo hacían a pie de tierra, "ganándole al fuego, metro a metro".

Con el final feliz del rescate de Rafa y su perra Tina, además del resto de vecinos de las casas diseminadas en la zona del incendio, el Infoca persiste este martes en su labor, con medios aéreos y terrestres. El incendio se encuentra estabilizado, pero con la vista puesta en el intenso viento de esta jornada, para lograr controlar el fuego y que no se reavive.

Etiquetas
Publicado el
17 de agosto de 2021 - 17:14 h