Inspección de Trabajo confirma el cierre de Panadería Hermanos Fernández sin haber liquidado a sus empleados

Imagen de archivo de una visita a Panadería Hermanos Fernández.

El pasado mes de marzo, la Federación de Industria, Construcción y Agro (FICA) de UGT Córdoba denunció que los propietarios de la empresa Panadería Hermanos Fernández siguieran abriendo tiendas “mientras incumplen el convenio, no pagan las nóminas y despiden de forma ilegal a los trabajadores, como así se está demostrando en los juzgados”.  Durante todo este tiempo, la empresa, “lejos de ponerse al día con la plantilla, ha seguido inaugurando negocios que se han promocionado a bombo y platillo, mientras seguía ignorando sus obligaciones laborales”. Ahora, se confirma que el obrador ha cerrado sin liquidar a los trabajadores.

Tal y como avanzó en su momento, UGT FICA denunció estos incumplimientos tanto al juzgado como a la Inspección de Trabajo. En relación a esta última, el sindicato acaba de recibir la respuesta de la Inspección que, literalmente, recoge que “realizada la visita a la empresa Obrador Artesanal Hermanos Fernández SL., el sitio se encuentra cerrado y sin actividad”. Asimismo, “consultada la base de datos de la TGSS se constata que la empresa se encuentra en situación de baja por carecer de trabajadores”.

De esta forma, el secretario de Acción Sindical de UGT FICA Córdoba, Antonio Lopera, señala que esta resolución “confirma los peores presagios, ya que han dejado tiradas a decenas de personas trabajadoras, obligándolas a iniciar procedimientos judiciales (con el correspondiente coste económico y dilatación en el tiempo), en lugar de presentar el concurso de acreedores al ser conocedor de su insolvencia”. Según explica Lopera, dicho concurso hubiera propiciado que “el Fogasa se hubiese hecho cargo de las indemnización y finiquitos que ahora se están reclamando, y ganando, en el Juzgado de lo Social”.

Una actuación aún más “lamentable”, a juicio del responsable sindical, “si tenemos en cuenta que los propietarios de Hermanos Fernández continúan abriendo nuevos negocios y vendiéndose como empresarios de éxito, cuando lo único que están haciendo es un daño irreparable al sector y una competencia desleal con el resto de panaderías que sí cumplen las normas laborales”. 

Etiquetas
stats