El Cabril construirá 27 nuevas celdas para residuos del desmantelamiento de las centrales nucleares del país

El presidente de Enresa, José Luis Navarro, y la directora del centro de almacenamiento de El Cabril, Eva Noguero, presentan los datos operativos de la instalación en 2021

El centro de almacenamiento de residuos radiactivos de El Cabril prevé construir una nueva plataforma con un total de 27 celdas que acogerán los residuos de baja y media intensidad que provengan del desmantelamiento de todas las centrales nucleares de España.

El Gobierno se gastará seis millones en una cubierta portátil para tapar una celda de El Cabril

El Gobierno se gastará seis millones en una cubierta portátil para tapar una celda de El Cabril

La Empresa Nacional de Residuos Radiactivos (Enresa) ha anunciado que antes del verano solicitará la autorización para la construcción de la nueva plataforma Sureste en El Cabril, que se levantará en dos fases: en la primera con 12 celdas que se prevén poner en funcionamiento en 2028 y en una segunda fase otras 15 celdas, sin fecha prevista aún. Las medidas de la nueva plataforma son 362 x 103 metros.

El presidente de Enresa, José Luis Navarro, ha avanzado este proyecto futuro en las instalaciones de El Cabril y ha recordado que existe “un calendario cierto y cerrado” para el cierre de las siete centrales nucleares operativas actualmente en España, que va de 2027 a 2035. La previsión del desmantelamiento de cada central se iniciaría a los tres años de paralizar su actividad y duraría unos diez años, con varios años más después para traer residuos de baja y media actividad hasta El Cabril. Con todo ello, Enresa prevé que la clausura de El Cabril se realice en la década de los años 50 de este siglo.

Las celdas que actualmente acogen residuos de baja y media intensidad en El Cabril están ya al 81% de su capacidad, por lo que se pone en marcha este proyecto de ampliación con la nueva plataforma Sureste. Navarro ha recordado que desde hace años se trabaja en caracterizar el terreno para poder hacer dicha plataforma y se ha elegido finalmente la ubicación del Cerro de los Pavillos, donde se establecerá el mismo sistema de almacenamiento y con la misma capacidad que las ya existentes.

Navarro calcula que en 2024 podría estar autorizada ya esta nueva construcción y en 2025 empezarían las obras, que podrían finalizar en 2028 para la puesta en funcionamiento de las primeras celdas. El presupuesto de esta nueva plataforma no está cerrado aún.

También van a construir la celda 31 para residuos de muy baja intensidad, que ya está autorizada. El año pasado se aportó un plan de construcción de la misma al Consejo de Seguridad Nuclear y se prevé para final de este año la autorización final de esta tercera celda. En 2023 podría iniciarse su construcción y en 2026 se podrá utilizar. 

Igualmente, Enresa ha recibido luz verde para la construcción de una gran cubierta portátil que tape toda la celda 29 y que evite que siga entrando agua.

Actividad de El Cabril en 2021

Por su parte, la directora de El Cabril, Eva Noguero, ha facilitado los datos operativos de estas instalaciones durante 2021, cuando se recepcionaron “cifras similares” de residuos en el centro de almacenamiento. En el pasado ejercicio llegaron a El Cabril 2.388,99 metros cúbicos de residuos radiactivos de muy baja, baja y media intensidad.

Se recibieron 275 expediciones con residuos, de las que 231 provenían de centrales nucleares, 43 de instalaciones radiactivas como hospitales o industrias y una expedición de una instalación no reglamentaria, a causa de un incidente con una fuente de cesio 137. Noguero ha destacado que los residuos de muy baja actividad en El Cabril superan a los de baja y de media.

Actualmente, el volumen total de residuos almacenados en El Cabril es de casi 57.000 m3. El grado de ocupación llega al 81,38% en residuos de medua y baja intensidad -de ahí la construcción de la nueva plataforma. De las 28 celdas para estos residuos, 22 ya están llenas y cerradas, y ahora hay dos en explotación y cuatro aún vacías. En los residuos de muy baja intensidad, la celda 29 que se utiliza actualmente está al 25% de su capacidad.

En cuanto al Programa de vigilancia Radiológica Ambiental para evaluar el impacto de la instalación en el entorno, comparando las condiciones radiológicas actuales con las que había anteriormente, en el ejercicio 2021 se han tomado 1.042 muestras de aire, agua, vegetación, suelo, fauna, etc. Y se ha comprobado que las condiciones radiológicas “son idénticas a las que existían inicialmente”, ha dicho Noguero, por lo que Enresa considera que ha habido “un nulo impacto en el entorno” de El Cabril.

El centro ha recibido 22 auditorías externas durante el pasado año, con inspecciones en las instalaciones, trabajadores y operaciones.

Actualmente, El Cabril cuenta con 120 empleados de plantilla y durante el año pasado recibió a 225 colaboradores. El 90% de todos los trabajadores y colaboradores proceden de la provincia de Córdoba.

En cuanto al número de visitas a El Cabril, se ha visto afectado por la pandemia y se han reducido en número y a las que que fueran puramente de carácter técnico. En total hubo 26 visitas con 225 personas y se hicieron 83 actividades educativas.

El Cabril cumplirá 30 años el próximo 9 de octubre y retomará la celebración del Seminario Internacional de Periodismo y Medio Ambiente, los días 15 y 16 de septiembre, en la Diputación de Córdoba y el propio El Cabril.

Etiquetas
stats