El aeródromo de Villarrubia recibe la autorización para vuelos privados y emergencias

Aeródromo de Villarrubia gestionado por la empresa Aeronáutica Delgado

El aeródromo de Villarrubia, gestionado por la empresa Aeronáutica Delgado, puede recibir y despegar aviones desde este mismo lunes. Así lo ha certificado la Dirección de Seguridad de Aeropuertos y Navegación Aérea (DSANA) de la Agencia Estatal de Seguridad (AESA), que ha acreditado que el aeródromo cuenta con todas las normas técnicas para su apertura al tráfico. Los vuelos que están permitidos son los privados o deportivos y los relacionados con tareas de fumigación o emergencias, como puede ser sofocar un incendio o el traslado de órganos para trasplantes. La experiencia ya se ha llevado a la práctica este mismo lunes con un vuelo hacia Murcia.

Según la información a la que ha tenido acceso CORDÓPOLIS, los vuelos deberán realizarse durante el día y cuando las aeronaves autorizadas que utilicen el aeródromo efectúen tráfico aéreo internacional, habrán de realizar su entrada y salida del territorio español por un aeropuerto aduanero -el de Córdoba-, a excepción de las operaciones con origen/destino en países firmantes de acuerdo de Schengen, que están exentas de cumplir dicho requisito.

Aeronáutica Delgado fue creada en 2003 con el propósito de dar servicio de mantenimiento a aeronaves y motores de aviación del sector agroforestal y de aviación ligera. En 2004 se construyó un primer taller y un banco de pruebas de motores. Además, se realizó la explanación y compactación de los terrenos de una pista de aterrizaje en la zona de Villarrubia. Desde esta fecha se ha utilizado como pista eventual para aeronaves agrícolas en campaña.

En 2006, con la construcción del hangar, se amplió su uso para ciertas tareas de mantenimiento autorizado en aeronaves ligeras. En dicho año se solicitó a la Dirección General de Aviación Civil la legalización de la pista de aterrizaje como aeródromo privado, que fue rechazada ante la respuesta negativa de AENA a la compatibilidad del espacio aéreo con el aeropuerto de Córdoba. En 2014, la empresa realizó una nueva petición de esta compatibilidad, obteniendo la aprobación en abril de 2017 ya que las actividades en el aeródromo eran compatibles con la seguridad de las operaciones del aeropuerto de Córdoba.

Fue entonces en 2020 cuando la entidad recibió el visto bueno del Consejo Rector de la Gerencia para convertir aquella pista de aterrizaje en un aeródromo privado de uso restringido. En enero de este año, la AESA le dio la aprobación para el establecimiento del aeródromo. El gerente de la compañía, Rafael Delgado, asegura que abrir su aeródromo al tráfico permitirá un nuevo servicio más al que ya ofrecía, como es el mantenimiento, reparación y alquiler de aviones y la escuela de vuelo. Una vez conseguido esto, la empresa trabaja con la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía y la Gerencia Municipal de Urbanismo para la construcción de nuevos hangares para disponer, así, de más espacio.

Etiquetas
Publicado el
13 de julio de 2021 - 06:00 h
stats