¿Y si el futuro Metro de Córdoba es un autobús de Aucorsa 'ultrarrápido'?

Flota de autobuses de Aucorsa | MADERO CUBERO

Córdoba, por historia y por población, no puede (o debe) tener un Metro. Las obras se toparían rápidamente con restos arqueológicos y el número de pasajeros a transportar tampoco es tan alto como para amortizar una inversión millonaria. Hace una década se pensó en un servicio complementario al de los autobuses de toda la vida, un tranvía. Su diseño era similar al de Jaén, que sigue sin ponerse en marcha tras una inversión de más de 400 millones de euros. Ahora, muchos años después y con los recursos económicos mucho más menguados, la idea de que el transporte público de Córdoba capital sea mucho más ágil y rápido sigue sobre la mesa. Y en Aucorsa, la empresa municipal de autobuses, han tenido una idea.

¿Se imaginan que el Metro de Córdoba acabe siendo un autobús fletado por Aucorsa pero muy rápido? Es decir, un autobús que no tenga una parada cada cien metros y un semáforo cada cincuenta. Un vehículo que pueda (ojo, es lo que se está estudiando) ir desde la avenida de las Ollerías hasta República Argentina en menos de diez minutos. El proyecto está en estudio y su puesta en marcha no sería muy cara. Es algo asumible.

El proyecto en el que trabaja Aucorsa tiene un nombre: BRT. Esto son las siglas en inglés de Bus Rapid Transit (autobús de tránsito rápido), un sistema que nació en Brasil y que ya se está implantando en ciudades de medio mundo. Su funcionamiento es sencillo: en las grandes avenidas de la ciudad se reserva un gran carril central por el que circule exclusivamente el autobús (de tamaño convencional o articulados, como los que cubren la línea 2 de Aucorsa) y que lo haga de manera preferente. Es decir, tendrá siempre prioridad en los semáforos y muy pocas paradas con el objetivo de ser muy rápido y unir una punta y otra de la ciudad en poco tiempo.

El estudio que maneja Aucorsa (es solo un estudio, no hay nada decidido) pasa por un autobús rápido con cuatro paradas: avenida de las Ollerías (punto de partida), plaza de Colón, Ronda de los Tejares y Paseo de la Victoria (final). En caso de éxito, se prolongarían las paradas, que podrían partir y llegar a otros extremos de la ciudad.

El objetivo y la gran necesidad de Aucorsa es uno: ganar viajeros, que el transporte público en la ciudad sea rápido y merezca la pena usarlo, e ir jubilando los grandes autobuses por el casco histórico con una línea que lo circunvale y que pueda conectarse a ella con pequeños microbuses.

El autobús rápido tendría la misma tarifa, y descuentos, que el resto. De hecho, su objetivo es enseñar a los cordobeses a hacer transbordos. Es decir, a coger autobuses en cualquier parte de la ciudad que paren junto a las paradas del rápido, donde no deberían estar más de unos minutos esperando para continuar viaje.

Aucorsa está estudiando el BRT. Incluso calcula un presupuesto inicial que no es, para nada, disparatado: algo más de tres millones de euros. Con ese dinero habría suficiente para las paradas en el centro de las avenidas y para incorporar flota nueva. Pero su puesta en marcha tardará. No será inminente. Antes, hay que reformar Ronda del Marrubial (que no se va a incluir en el BRT). Después, le tocará el turno a la avenida de las Ollerías y será entonces cuando se plantee ya en serio si se decide finalmente por este tipo de transporte público y rápido. El tiempo dirá si Córdoba tiene metro y se parece a un autobús de Aucorsa.

Etiquetas
stats