El secretario del Pleno ve trato de favor a Ganemos en los concejales liberados

Lavela, de pie a la derecha, en la toma de posesión de Ambrosio como nueva alcaldesa | TONI BLANCO
En su informe, a petición de los concejales del PP, pide que se modifique la propuesta para que "no sea tachada de discriminatoria y/o arbitraria" | Advierte de que, si no se hace, el reparto puede acabar en los tribunales contencioso-administrativos y darse el supuesto de "desviación de poder" | Pide que "al menos" se iguale a los populares y Ganemos

Primero hubo lío por el reparto del personal de confianza y asesores, ahora le toca el turno a los concejales liberados, aquellos que cobrarán del Ayuntamiento. El origen del conflicto radica en el reparto que planteó el gobierno local en el que se contemplaban 7 para el PSOE, 4 para IU, 5 para el PP, 2 para Ganemos más otro en dedicación parcial y uno para Ciudadanos y UCOR. Ante esto, el PP, que había pedido otros dos, en régimen de dedicación parcial, protesta y, al contar con un tercio de escaños en el Pleno, pide un informe al secretario general del Pleno, Valeriano Lavela, que se ha incorporado esta misma mañana a la documentación del Pleno, previsto para mañana.

En su escrito, al que ha tenido acceso este medio, Lavela pone de manifiesto que el reparto, aunque no está sujeto a una regla matemática estricta, si "debiera exigirse que no existieran diferencias notorias u ostensibles de trato que pudieran resultar discriminatorias o arbitrarias" para añadir que se espera "una cierta proporcionalidad o equilibrio en función de los resultados obtenidos por dichas candidaturas".

En este sentido, el secretario general del Pleno señala en su informe que "no se entiende que al Grupo Municipal Popular, que obtuvo 11 escaños, no se le asignen ningún cargo con dedicación parcial y, sin embargo, a la agrupación de electores Ganemos, que solo obtuvo cuatro escaños, sí se le asigne un concejal adicional en régimen de dedicación parcial". Este hecho es calificado como "una manifiesta desproporción" que podría, siempre según el escrito de Lavela, traer consecuencias para el Consistorio y, más concretamente para el actual equipo de gobierno.

De esta manera, el secretario general del Pleno advierte al gobierno local que, en caso de mantener este reparto "podría ser impugnado ante la jurisdicción contencioso-administrativa y, prosperar, en su caso, al no quedar mínima y suficientemente acreditada y motivada la referida diferencia de trato entre ambas formaciones políticas municipales", esto es un presunto trato de favor hacia Ganemos que Lavela no comparte, desde el punto de vista técnico, ya que ambos partidos forman parte de la oposición y que, además, podría desembocar en una acusación de "posible desviación de poder" y, en último caso, en la anulación del acto administrativo.

El escrito del secretario del Pleno reclama que se realice un reparto proporcional en el que se atiendan las peticiones del PP de dos libertados parciales o que, al menos, se igualen las condiciones del reparto con la agrupación de electores Ganemos Córdoba. La solución, mañana en el Pleno.

Etiquetas
stats