Rey Heredia celebra su primer año con una manifestación

.
Unas 200 personas se concentran en las Tendillas antes de marchar rumbo al colegio ocupado

Ha pasado un año desde que una manifestación contra los recortes económicos terminase con un grupo de vecinos entrando en el antiguo colegio Rey Heredia, cerrado desde hacía dos años. Desde entonces, el inmueble ha recobrado vida gracias a los integrantes del colectivo Acampada Dignidad que han organizado en sus instalaciones una biblioteca pública, cursos y talleres de enseñanza, y han reconvertido la cocina escolar en un comedor social para atender a unas cien personas al día. Pero este año ha sido complicado, especialmente por el choque con el Ayuntamiento que acusa a la Acampada Dignidad de ocupar ilegalmente un inmueble que no le pertenece y al que ha cortado el agua.

El Ayuntamiento, gobernado por el PP, ya ha advertido que no piensa ceder Rey Heredia a los colectivos que integran la Acampada Dignidad hasta que abandonen las instalaciones. Y la Acampada Dignidad no se va. "Hoy es un día de celebración y de reivindicación", explica el portavoz de Rey Heredia, Rafael Juan en la plaza de las Tendillas, donde se han concentrado unas 200 personas antes de marchar en manifestación hasta Rey Heredia, pasando junto al Ayuntamiento. "Hoy es una celebración porque hemos hecho tejido social, una red ciudadana capaz de montar un comedor, hacer actividades de todo tipo y lograr construir una gran familia. Pero también es un día de reivindicación para exigirle al Ayuntamiento que ceda de una vez el colegio a los colectivos", prosigue el portavoz. La situación sigue en punto muerto.

El Ayuntamiento acepta ceder el inmueble al Consejo de Distrito Sur. Un grupo se ha constituido legalmente para gestionarlo. Muchos de sus integrantes forman, a su vez, parte de la Acampada Dignidad o de su entorno. Pero el Consistorio se niega a cederlo hasta que el colegio no sea antes desalojado. "No nos fiamos. Si nos vamos ahora el colegio puede estar cerrado meses y todo el trabajo que hemos hecho se puede perder. La gente no puede esperar y es que no hace falta. Ya estamos atendiendo a más de 80 personas en el comedor desde que volvimos a abrirlo el 10 de septiembre. Y hemos añadido grupos de apoyo psicosocial y psicoeducativo en las clases de refuerzo escolar", explica Rafael Juan. Mañana seguirá la celebración del primer año de Rey Heredia con visitas informativas y divulgativas por distintos barrios de la ciudad y una fiesta en el mismo colegio que incluirá un concierto y una comida especial.

Etiquetas
Publicado el
4 de octubre de 2014 - 12:39 h
stats