El proyecto del Mercado Victoria en el Astoria de Málaga, en punto muerto

Edificio Astoria de Málaga.

El proyecto que los promotores del Mercado Victoria de Córdoba presentaron al Ayuntamiento de Málaga para hacerse con el antiguo cine Astoria de la capital de la Costa del Sol se encuentra en punto muerto, ya que el consistorio no ha comenzado aún con la maquinaria burocrática que requiere la iniciativa.

Los promotores formalizaron en enero su oferta ante la Gerencia Municipal de Urbanismo de Málaga para instalarse en el edificio que en su día quiso el actor Antonio Banderas -que finalmente renunció a él- y erigir allí un auditorio y un mercado gastronómico con usos culturales. Pero, de momento, el consistorio malagueño no ha iniciado los trámites administrativos para poner en marcha el concurso público necesario para que se presenten las ofertas en concurrencia competitiva.

Málaga All Space es el nombre que le han dado los promotores cordobeses a este proyecto para la construcción de un auditorio soterrado de 1.198 localidades sobre el que se levantarían varias plantas con negocios de hostelería gourmet y salas para la Fundación Picasso.

El engranaje burocrático del Ayuntamiento de Málaga para abrir el concurso de proyectos aún no se ha puesto en marcha, según avanzaba Diario Sur. Para poder activar el concurso, el proyecto Málaga All Space tiene que ser declarado oficialmente de interés general para la ciudad. Para ello, desde Urbanismo se ha requerido a los promotores cordobeses una serie de documentación que aún no han remitido al consistorio malagueño.

Asimismo, los técnicos municipales deberán revisar después todo el proyecto para ver si reúne las características necesarias para abrir el concurso público con la cesión del edificio un determinado número de años bajo el pago de un canon.

Aun así, antes también se deberá despejar la duda de las excavaciones arqueológicas en el subsuelo del edificio -excavaciones que aún no han terminado-, para ver si se podría levantar el auditorio subterráneo que se propone a unos diez metro de profundidad.

Y, además, para llevar a cabo el  proyecto se deberá realizar una modificación del Plan Especial del Centro de Málaga y ser aprobada por el pleno del Ayuntamiento. Asimismo, se requieren informes vinculantes de la Junta de Andalucía y de los técnicos municipales para desarrollar el proyecto, ya que el PGOU malagueño obliga a la habilitación de aparcamientos en proyectos de edificios comerciales y lucrativos. Todo este proceso, de momento, se encuentra en punto muerto.

Etiquetas
stats