Rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno Local de este lunes.

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Córdoba ha aprobado y tomado conocimiento un documento firmado por la Asesoría Jurídica Municipal en el que en primer lugar se toma conocimiento del decreto de la Fiscalía sobre las presuntas irregularidades detectadas en el Área de Infraestructuras y en segundo lugar se insta a Recursos Humanos a suspender en sus funciones al funcionario investigado en este caso.

Los tres días de agosto que tambalearon al Gobierno de PP y Cs en Córdoba

Los tres días de agosto que tambalearon al Gobierno de PP y Cs en Córdoba

El organismo de gobierno local, por tanto, se da por enterado de manera oficial de la segunda investigación en marcha en el área, en este caso la que afecta al departamento de Alumbrado Público. Pero sobre todo actúa como ya hizo con el caso del jefe de Colegios Públicos, en el caso de los contratos menores. Así, se da traslado del acuerdo al Área de Recursos Humanos para que “se proceda al inicio de expediente disciplinario al funcionario” y que “tras el acuerdo de inicio, nombramiento de instructor y notificación al expedientado deberá quedar en suspenso por prejudicialidad penal hasta que se resuelva definitivamente el proceso en curso”, señala la Asesoría Jurídica.

La Fiscalía Provincial de Córdoba ha culminado un año de investigación y ha decidido presentar una denuncia ante el Juzgado Decano de Córdoba ante lo que considera que podría ser un presunto caso de corrupción en el Área de Infraestructuras del Ayuntamiento de Córdoba. La denuncia de David Dorado se sostenía sobre una auditoría interna que él mismo encargó cuando era delegado de Infraestructuras (fue cesado cuando estalló otro caso sobre otro presunto amaño de contratos de obras). La auditoría hablaba directamente de un “complot” por el que los contratos que dirigía el jefe de Alumbrado Público en el Ayuntamiento siempre acababan en manos de las mismas empresas. Compañías de fuera de Córdoba y otras incluso del municipio se quejaban de que en las licitaciones se pedían determinadas cosas concretas imposibles de cumplir.

En su escrito la Fiscalía de Córdoba incide en dos materiales concretos: las luminarias y los telemandos de gestión eléctrica. Una ciudad como Córdoba tiene miles de luminarias y más de un centenar de telemandos. Estos telemandos son precisamente los que se encargan de vigilar que las luces se encienden cuando deben y que el sistema funciona de manera correcta.

Etiquetas
stats