Los alergólogos recomiendan usar mascarilla en Córdoba ante la peor primavera en años

Un joven se protege del polen.

La Sociedad Andaluza de Alergología e Inmunología Clínica (AlergoSur) ya ha avisado: Córdoba puede sufrir la peor primavera de los últimos tres años. Ante unos niveles de polen en el aire que pueden ser superiores a los de años anteriores, los alergólogos lo tienen claro: los alérgicos tienen que usar mascarilla de manera preventiva.

El presidente de la Sociedad Andaluza de Alergología e Inmunología Clínica (AlergoSur), Pedro Guardia, ha señalado que esta primavera en Andalucía "habrá un mayor nivel de polen que en los tres años previos" y asegura que la previsión es que los niveles "estén en la parte más alta de los niveles moderados sin ser extremos".

De hecho, en una entrevista con Europa Press, Guardia cita expresamente el caso de Córdoba, donde asegura que "el polen de olivo son nubes de polvo amarillo en las calles". En la ciudad y en la provincia, AlergoSur tiene claro que la manera más efectiva de combatir los efectos de estas altísimas concentraciones de polen pasa precisamente por el uso de mascarilla.

Además, y entre las medidas barrera, aconseja no hacer actividades al aire libre en las horas de mayor concentración de polen que son a primera hora del día y a última hora de la tarde; usar un casco integral si se va en moto para no inhalar una mayor cantidad de polen; ventilar las casas pero nunca dormir con la ventana abierta; o ir con la ventanilla cerrada si se va en coche y poner filtros antipolen.

De momento, calma chicha. Esta semana han empezado a descender las concentraciones de granos de polen de plátano de sombra mientras que se mantienen los de ortiga, según el observatorio de la Universidad de Córdoba. No obstante, empiezan a aumentarlas concentraciones de granos de polen de gramíneas. En menos de dos semanas se notará ya el polen del olivo, el más terrible.

El presidente de AlergoSur ha afirmado que "la previsión es que esta primavera los niveles estén en la parte más alta de los niveles moderados sin ser extremos", pero "serán netamente superiores en cuanto al recuento de pólenes a los tres años previos", con lo que la situación "va a ser peor".

De este modo explica que debido a todo lo que ha llovido "no ha habido mucho nivel de polen hasta ahora", con cifras "inferiores a otros años" de polen de la familia de los cipreses, las cupresáceas y el plátano de sombra. Pero, "probablemente esta primavera tengamos unos niveles superiores a los que hemos tenido en los últimos años de los pólenes más frecuentes en Andalucía como son las gramíneas y olivo".

"Tanta lluvia y ahora el viento y unas temperaturas en ascenso están haciendo que empiecen a subir los niveles de polen", explica, y afirma que "si siguen estas condiciones los niveles serán superiores en gramíneas y olivo a los de años previos".

Así, Guardia apunta a condiciones "menos favorables para los enfermos alérgicos" porque "ha habido una lluvia importante, el terreno ha estado muy húmedo y ha facilitado que las plantas que provocan alergias como el caso de plantas silvestres tipo gramíneas y olivos puedan tener una importante liberación de polen".

Por tanto, señala que los alérgicos, sobre todo los más sensibles, "están ya empezando a tener síntomas motivados por los niveles de polen", y manifiesta que "deberían estar ya sometidas a un tratamiento con vacuna y empezar ya o haber empezado al menos en la última semana a tomar la medicación para minimizar los efectos".

Etiquetas
stats