Deporte y diversión entre medidas de seguridad en el Trofeo Rector de la UCO

Trofeo Rector 2021

En 2020, la pandemia del coronavirus dejó a medias el Trofeo Rector que la Universidad de Córdoba estaba celebrando en marzo. Las competiciones se interrumpieron tras las declaración del estado de alarma y la 35 edición de los juegos quedó ahí. Por ello, la institución universitaria ha afrontado con más ganas si cabe la 36 edición, la más concentrada de su historia con los ojos puestos en una suspensión ante el peligro de otras olas. 

Este trofeo permite reunir a toda la comunidad universitaria, desde alumnado y personal docente e investigador hasta personal de administración y servicios. Por tercer año consecutivo, la competición ha mantenido la filosofía Juega con quien quieras, eliminando la norma de las 33 primeras ediciones de competir únicamente con compañeros de su centro universitario. Pero, sin lugar a dudas, el trofeo ha estado marcado por el estricto protocolo anti-covid, para lo que UCODeporte ha extremado los protocolos sanitarios con el objetivo de que la actividad se desarrollara de la forma más segura posible y cumpliendo todas las normativas al respecto.

La primera consecuencia de la pandemia sanitaria ha sido la suspensión de deportes como fútbol sala o baloncesto, explica la jefa de área de actividades e instalaciones de UCODeporte, Arancha de Lucas. Así, las modalidades deportivas que ha acogido el Campus de Rabanales han sido pádel, voley-arena, ajedrez, bádminton, tenis y tenis de mesa. En total, 169 personas se han dado cita durante el Trofeo Rector, "un porcentaje muy alto ya que supera el 70% de las inscripciones", apunta De Lucas. En términos absolutos, esta cifra es muy baja en comparación con años anteriores, pero hay que tener en cuenta que la eliminación de los deportes colectivos, como fútbol sala y baloncesto, ha hecho que los números desciendan considerablemente. 

A pesar de ello, agradece la apuesta que especialmente ha hecho el alumnado para poder llevar a cabo el Trofeo Rector "ya que ha coincidido con fechas de exámenes, por lo que la incertidumbre de cuál iba a ser la respuesta ha sido máximo".

Las competiciones comenzaron después de Semana Santa después de que las sucesivas olas por coronavirus obligaran al retraso del trofeo, que ha estado marcado por el protocolo covid diseñado para cada modalidad en función del riesgo de contagio apreciado. Los participantes de ajedrez han sido los únicos que han podido mantener la distancia de seguridad, por la identidad propia del juego, y han portado mascarilla durante todas las partidas.

Por otro lado, los participantes de bádminton, pádel, tenis y tenis de mesa sólo han llevado mascarilla durante la celebración de los encuentros ya que, de lo contrario, la práctica deportiva habría sido más complicada. 

Todos estos deportes han sido catalogados como riesgo bajo de contagio mientras que el voley-arena ha sido el único con riesgo medio ya que, a pesar de que se ha desarrollado al aire libre, no se podía garantizar la distancia de seguridad. Asimismo, sus jugadores han podido prescindir de la mascarilla únicamente durante la celebración del encuentro. A este protocolo se ha sumado un exhaustivo control de acceso y una higienización constante tanto del ambiente como de manos de los participantes y los trabajadores de UCODeporte.

Como novedad, en esta edición del Trofeo Rector se ha puesto en marcha UCOmove Challenge, una novedosa actividad para fomentar la práctica regular de actividad física entre la comunidad universitaria de la UCO y ayudar a combatir los efectos del sedentarismo causado por la teleformación y el teletrabajo. La actividad deportiva, que continúa hasta el 30 de mayo, se realiza en formato ranking y los participantes deben acumular el mayor volumen de actividad física efectiva durante un periodo de siete semanas. Dicho ranking se actualiza semanalmente en las webs y redes sociales del deporte universitario, hasta el ranking definitivo. La respuesta a esta iniciativa también ha sido "muy positiva", con 11 participantes en bicicleta; 20 en caminata; en carrera, diez; seis en natación y otros seis en cardio en sala. 

A los participantes del Trofeo Rector sólo les queda esperar a la Gala del Deporte, prevista para septiembre, y en la que los ganadores de la diferentes modalidades recibirán su galardón, un premio también por haber apostado por el deporte en la UCO en tiempos de pandemia.

Etiquetas
Publicado el
24 de mayo de 2021 - 05:46 h