“Si el míster me llama seré feliz”

Andrés, a la izquierda, felicitado por Sebas Moyano | CHARO TOBAJAS | CCF

Hace apenas unas semanas cumplió los 19 años y hasta ahora ha permanecido alejado de la primera línea en el Córdoba. Los habituales de la Ciudad Deportiva sí le tenían bien marcado: le conocen como Andresito, un chico que llegó desde el Antequera en el verano de 2016 para integrarse en el equipo de Liga Nacional Juvenil. El curso pasado lo inició en el División de Honor y pronto dio el salto al filial de Segunda B, donde disputó 26 partidos. Su curso de maduración acelerada sigue. Este miércoles, en Cartaya, debutó con el primer equipo. Marcó el gol de la victoria (0-1) ante el Recreativo de Huelva y enseñó un perfil más que interesante. “Tenemos a Andresito, que nos tiene locos a todos. A los veteranos, a los jóvenes, al cuerpo técnico...”. Así se refirió a él un satisfecho José Ramón Sandoval, que retornó al Córdoba para limpiar mentes y apretar tuercas. La irrupción de un talento canterano le vendrá de perlas para reconstruir la ilusión en un cordobesismo que, a falta de fichajes que llevarse a la boca, se abona a la irresistible seducción que provoca el ingreso de jóvenes en la órbita de la primera plantilla. Esa receta nunca falla.

El gol -y su protagonismo en el ataque durante los minutos que estuvo en el campo- dejó al delantero, nacido en la localidad sevillana de Aguadulce, como el protagonista del partido. ¿Andrés o Andresito?, le preguntaron desde los micrófonos de CCFTV en la entrevista postpartido. “Como ustedes queráis, mientras me llaméis será bueno”, dijo con naturalidad.

“Estoy alegre por debutar con el primer equipo, por el trabajo de todos y por el gol”,declaró el joven blanquiverde, quien destacó que sus compañeros le habían “ayudado mucho” no ya en el encuentro ante el Recre, sino desde la concentración en Los Ángeles de San Rafael. A la de Montecastillo ya no fue porque Francisco le dejó en casa. La marcha del almeriense y la llegada de Sandoval han abierto una puerta a Andrés Martín, que se ha integrado en la dinámica de la primera plantilla. En Cartaya fue de lo mejorcito. “En el campo parece que me transformo”, declaró con humildad.

“En el vestuario me han dado la enhorabuena, me he duchado y me he venido aquí. Soy un poquito tímido, no estoy acostumbrado a estas cosas”, explicó sobre sus vivencias tras haber anotado su primer gol en el Córdoba. Si eso le abrirá el camino es algo que no le quita el sueño. Mira,como sus compañeros, al Numancia en el horizonte de la primera jornada de Segunda. “Yo solo quiero trabajar y si el míster me da la oportunidad ir convocado seré feliz”, indicó.

Etiquetas
stats