Romero, un especialista en colas, sale al rescate

José Antonio Romero observa desde la banda | MADERO CUBERO
El Córdoba recurre a un veterano hombre de la casa para ejercer como bisagra mientras se sopesa el fichaje de un sustituto para Djukic | Del último de Segunda B al último de Primera

"Es el Molowny [ex jugador y técnico tinerfeño que estuvo casi dos décadas en las divisiones inferiores del Real Madrid] del Córdoba", dijo sobre él Carlos González, quien llegó a etiquetarle como "el mejor entrenador de la historia en las categorías base del club". A José Antonio Romero Morilla (La Roda de Andalucía, Sevilla, 1959) le ha caído encima un premio o un castigo, según se mire. A este veterano hombre de la casa, un superviviente del club, le mandan a la primera línea de trinchera y no dice que no. Ésa es una de las principales cualidades de Romero, un especialista en colas. Llega desde el filial, colista en el grupo IV de Segunda B, al Córdoba "grande", colista en Primera División. El curso pasado le endilgaron al B, colista del campeonato con un punto sumado de 24 posibles en el arranque, y lo mantuvo con holgura. Sabe cómo resistir la presión de las circunstancias difíciles. Le gusta crear escenarios mentales en sus jugadores para que escapen de los complejos que generan las derrotas contínuas.

Romero trabajará para convencer a los jugadores de que ellos son algo más que sus resultados y que aún tienen tiempo de demostrarlo. El suyo como entrenador es, en principio, limitado. El club anunció que llegará "de forma interina" para suplir a Djukic, al que se le anda buscando sustituto. Este miércoles comenzará a desarrollar sus planes con la mirada puesta en el partido del domingo en Anoeta, donde se cruzará con una Real Sociedad que marcha por tierra de nadie, sin peligro ni demasiados alicientes. Si él está o no en Donosti es algo que se decidirá en los próximos días, cuando la cúpula de la entidad y los asesores deportivos sopesen los pros y los contras. En cualquier caso, la posición de jefe del B ha sido encomendada a Luis Miguel Carrión (Barcelona, 1979), que ejercía como tercer técnico en el 'staff' de Djukic -antes fue segundo de Villa y tercero de Ferrer- y asumirá el desafío de salvar al conjunto de Segunda B. Lo mismo que hizo el año pasado Romero con una plantilla que fue desmantelada.

¿Qué ha hecho Romero para merecer esto? Lleva un puñado de años en el club y conoce sus peculiaridades. Un par de etapas en el filial en Tercera, el Montilla y el Córdoba juvenil, donde tuvo un paso exitoso -entrenó a la mejor generación de los últimos tiempos, con Fede Vico, Sillero, Bernardo, Fran Cruz, Rafa Gálvez, Dani Espejo...-, han sido las escalas hasta afianzarse como pieza importante en el engranaje de Carlos González, quien le nombró director de una Ciudad Deportiva que aún no tiene puesta la primera piedra. También es el responsable de la cantera blanquiverde. Ahora, el destino le ha puesto en el camino una situación impensable: debutar como entrenador de Primera División. Si el club no concreta un relevo antes del fin de semana, Romero se sentará en el banquillo en San Sebastián con el sueño de romper la peor racha de derrotas de todos los tiempos. ¿Y si lo logra? ¿Y si se queda hasta el final? No descarten nada. El Córdoba es así.

Etiquetas
Publicado el
17 de marzo de 2015 - 08:00 h
stats