Los primeros en conseguir entradas para ver a Rosalía: “Será la leyenda del siglo XXI”

Juanjo y José Carlos con sus entradas para Rosalía | ÁLEX  GALLEGOS

José Carlos Ibáñez es una de las decenas de personas que a primera hora del pasado lunes ya se agolpaba a la entrada de las taquillas de la Plaza de Toros para hacerse con las dos primeras invitaciones para ver a Rosalía durante la Noche Blanca del Flamenco. A pesar de que el Ayuntamiento no había confirmado ni hora ni día ni lugar previsto para repartir las entradas. Apenas una hora después de guardar cola, personal de la plaza le anunciaba que la entrega se haría hoy martes a partir de las 10:00. Mientras que algunas personas decidieron abandonar el recinto, él permaneció liderando el grupo de pretendientes a los preciados tickets gratuitos hasta esta mañana. Y logró el premio a su paciencia y tesón.

Pasadas las 10:15 de este martes, José Carlos ya tenía en sus manos las codiciadas invitaciones a pesar de que la cantante no es de su agrado. “Desde ayer llevo haciendo cola para un amigo que, como está trabajando, no puede conseguirlas”, cuenta a CORDÓPOLIS en los instantes previos a acceder a las taquillas. Rechaza el coste tan elevado que el Ayuntamiento ha pagado por este concierto, 217.800 euros, cantidad que debería “dedicarse a otras cosas que hacen mucha más falta en Córdoba”.

Opinión muy distinta es la que tiene Juanjo, para quien Rosalía “será la leyenda del siglo XXI”. Tanto él como su novia han viajado desde Úbeda y, al igual que José Carlos, han hecho cola desde las 8:00 del pasado lunes. En su puesto de trabajo comunicó que se pedía un día de vacaciones para poder recoger las entradas y, en este caso, respalda al Ayuntamiento en el coste del concierto. “En anteriores Noches Blancas del Flamenco han venido artistas como India Martínez y José Mercé y dudo que el caché fuera mucho menor al de Rosalía”, apunta.

Mientras que José Carlos y Juanjo ponen rumbo a sus casas, miles de personas esperaban con impaciencia a que llegara su turno ya que la entrega de las invitaciones no es todo lo rápida que se podía desear. Hay que recordar que una vez que llegan a las diez taquillas habilitadas, los asistentes deben dar sus datos personales y portar su DNI, que aparecerán en las entradas para evitar la reventa.

El fenómeno Rosalía que lleva acampando en Córdoba desde el pasado lunes ha coincidido, además, con el inicio de los exámenes de Selectividad, lo que ha obligado a muchos asistentes a rodearse de sus libros mientras hacían cola. Otros, como Vanesa y José, son opositores a la Guardia Civil. Llegaron a las inmediaciones de la Plaza de Toros sobre las 7:00 de este martes y preparados para la ocasión: chocolate con churros y los libros en las mochilas, por si la espera se hacía eterna.

A las 9:45, el final de la cola ya rodeaba la Plaza de Toros y topaba con el inicio, obligando a la organización a que los primeros asistentes ya tomaran posiciones al lado de las taquillas. María y Blanca son dos estudiantes, en este caso menores, que a las 8:00 llegaron a la cola con sus mochilas. “¿No tendríais que estar en el instituto?”, preguntamos, a lo que responden al unísono: “Entramos a las 12:30”. Insistimos: “¿Y si para esa hora no tenéis las entradas?”. “Pues no iremos al instituto”, responden sin dudar.

Las entradas están divididas en Pista y Grada y los asistentes pueden elegir qué zona desean. De los preguntados por CORDÓPOLIS, todos han decidido ver a la artista muy de cerca, en Pista -limitada para  2.500 personas-, aunque se desconocen si las medidas de seguridad facilitarán esa cercanía al escenario.

La extensa cola sorprende a unos y a otros no tanto. Una pareja se acerca a la plaza y, ante la avalancha de gente, se pregunta qué es lo que estará ocurriendo. “Será para comprar entradas para ver los toros”, barajan entre ellos. Pero no. El próximo sábado no habrá sangre sobre el albero y sí muchas ganas por ver qué tiene preparado Rosalía para  Córdoba.

Normas de acceso día del concierto

La apertura de puertas se realizará a partir de las 21:00, esto es, tres horas antes del inicio del concierto. El acceso al recinto de la Plaza de Toros se llevará a cabo solamente a través de las cuatro entradas que estarán habilitadas.

El control de acceso estará vigilado en todo momento por controladores, que serán los encargados de requerir el DNI o pasaporte a cada una de las personas que presenten una invitación.

La no presentación de la documentación junto a la invitación impedirá el acceso al recinto de manera automática. Del mismo modo, no se permitirá la entrada de personas al concierto cuyo DNI o pasaporte y nombre no se corresponda con el indicado en la invitación. Queda terminantemente prohibido el acceso al recinto del concierto con bebidas o comidas de cualquier tipo. El recinto tendrá su propio servicio de restauración.

Etiquetas
stats