La fascinante opera prima 'Las Niñas', este fin de semana en el Fuenseca

.

https://www. youtube. com/watch?v=R_PjEmYMxoE

Las Niñas

Fuenseca. Plaza de la Fuenseca, 1.

Viernes 25 a lunes 28 de septiembre. 21,30. Función única.

En la pasada y atípica edición del Festival de Málaga el gran premio, la Biznaga de Oro, a la Mejor Película Española recayó en Las Niñas, la ópera prima de la aragonesa Pilar Palomero. Una película fascinante ante la que todo el mundo cayó rendido y que este fin de semana rescata el cine Fuenseca. Unos meses antes de Málaga y del confinamiento esta cineasta ya había logrado la hazaña de ser seleccionada en una de las secciones más innovadoras del último Festival de Berlín.

Las Niñas se ambienta en 1992, en la España de la Expo y de las Olimpiadas, siguiendo a Celia, una niña de 11 años que vive con su madre y estudia en un colegio de monjas en Zaragoza. Brisa, una nueva compañera recién llegada de Barcelona, la empuja hacia una nueva etapa en su vida: la adolescencia. En este viaje, Celia descubre que la vida está hecha de muchas verdades y algunas mentiras.

El filme trata sobre esta etapa de tránsito en la vida de manera intimista, inteligente y estética. También hace reflexionar sobre la importancia de la educación y de lo que significa dejarla en manos de una confesión religiosa. Porque aunque la democracia ya estaba instalada a principios de los 90 en España, en demasiados lugares seguían coleando ideologías trasnochadas y formas de concebir la existencia ancladas aún en nuestro pasado más oscuro.

Desgraciadamente, las similitudes de 2020 en nuestro país se acrecientan día a día con la época de los noventa. Sería extremadamente simple resumir Las niñas como un filme que trata la educación de unas chicas de los 90 en un colegio de monjas. Pilar Palomero va más allá en un sinuoso cine de efusiones, sentimientos, pasiones y sensaciones, en el que la cineasta desmigaja cómo una preadolescente se libera de su rígida formación.

Entre el crucifijo en el pecho de la monja tutora, la mítica campaña de Póntelo, pónselo y las imágenes borrosas de Canal+, existe el abismo de la propia decisión, el instante en que cada uno encuentra su propia voz. Pilar Palomero centra su atención en la importancia de la educación en un momento vital de la construcción de la personalidad.

Las niñas nos permiten rememorar los pequeños momentos que nunca supimos que serían tan importante en nuestra vida, a través de la maravillosa (un descubrimiento de actriz), Andrea Fandos. Saltarse las normas, pintarse los labios de rojo y fumar, vestirse de otra manera que no sea con uniforme o sencillamente reírnos de nosotras mismas.

Y lo más importante, encontrar tu propia voz, la que única que tienes (no la que te imponen o silencian, algo ilustrado con un alarde narrativo brillante que abre y cierra la película. Dos momentos que quedarán grabados entre el público y quedarán como momentos inolvidables del año cinematográfico.

Etiquetas
stats